No olvides compartir ...

ÚNETE A UNO DE NUESTROS GRUPOS DE WHATSAPP, para recibir materiales todos los días, 

Por: A. W. Tozer

Este artículo forma parte de la serie «Encuentros con el Dios Todopoderoso»

Pero ¿será posible, Dios mío, que tú habites en la tierra? Si los cielos, por altos que sean, no pueden contenerte, ¡mucho menos este templo que he construido! 1 REYES 8:27

Quiero hacer una breve explicación de lo que es la omnipresencia y, luego, mostrar lo que significa en la experiencia humana. Por supuesto, todas las iglesias que creen en la Biblia creen que Dios es omnipresente. No estoy presentando nada nuevo.

La omnipresencia significa que Dios está presente en todo lugar. Dios está cerca (porque eso es lo que significa la palabra: «junto a, cerca de, aquí») en todas partes. Está cerca de todo y de todos. Él está aquí; Él está a tu lado donde sea que estés. Y si envías la airada pregunta: «Oh Dios, ¿dónde estás?», la respuesta vuelve: «Estoy donde tú estás; estoy aquí; estoy a tu lado; estoy cerca en todo lugar».

Eso es lo que dice la Biblia […] Hablamos de que Dios está cerca de nosotros o del problema de que Dios está lejos. No pensamos bien porque lo hacemos de manera geográfica o astronómica; pensamos en años luz, metros, centímetros, kilómetros o leguas. Pensamos en Él como si viviera en el espacio, lo cual no es así. Más bien Él contiene el espacio, de modo que el espacio está en Dios. Nunca hay ningún problema con que Dios esté en cualquier lugar, porque el hecho es que, como dicen los textos, Dios está en todas partes.

Señor, ayúdame a sacar esta verdad del ámbito del concepto teológico y a darme cuenta de la implicación práctica, hoy, de que estás aquí conmigo. Amén.


Puedes seguirnos en MessengerFacebookTelegram Youtube.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos