No olvides compartir ...

El teólogo y autor, John Piper, ha instado a los cristianos, a basar su defensa de la fe, en la verdad bíblica, respetando la separación de la iglesia, y el Estado, y evitando el ondear la bandera política, en el culto cristiano.

En un episodio reciente, de su podcast “Ask Pastor John”, Piper respondió a una pregunta de un oyente, sobre la diferencia entre decir la verdad al poder, y participar en el ondear, la bandera política, así lo informa www.missoesurgente.

Según Piper, el ondear la bandera política, implica priorizar la lealtad al partido, sobre los principios éticos, confundir las posturas morales, con las afiliaciones políticas, poner esperanzas indebidas, en las soluciones políticas a los problemas sociales, y aplicar mal las enseñanzas bíblicas, para justificar las agendas de los partidos.

“Ondear malas banderas políticas, significa poner en primer plano la política partidista, en entornos a los que no pertenecen, por ejemplo, en el culto cristiano”, dijo.

Y sigue: “Defender la plataforma política de un partido, pertenece por ejemplo, a la convención nacional del partido. Ahí es donde puedes ondear tu bandera correctamente, pero no en el culto cristiano”, dijo.

Piper, quien fue pastor de la Iglesia Bautista Bethlehem, en Minneapolis durante casi 33 años, abogó por un enfoque claro, y bíblicamente informado, para decir la verdad al poder, un llamado que, según él, pertenece a todos los cristianos.

Decir la verdad al poder, de una manera verdaderamente cristiana, es siempre un llamado al arrepentimiento, y a confiar en la gracia perdonadora de Jesús”, dijo.

Separación, iglesia y Estado según Piper

Piper, también profundizó en la separación de la iglesia, y el Estado, aclarando que si bien los cristianos, deben participar activamente en el discurso social, deben abstenerse, de aprovechar el poder del gobierno, para imponer creencias religiosas.

“[Ningún] gobierno humano, debería usar su derecho bíblico, a portar la espada, para imponer una religión, o para oponerse a una religión como tal. Y la razón por la que utilicé la frase, como tal, es para distinguir esta acción maligna, del establecimiento o mantenimiento forzado de una religión, de la buena acción de crear leyes, que pueden encajar, con la moral de una religión, pero que no son parte de la prescripción, o proscripción de una religión, como tal”, concluyó.


Puedes seguirnos en WhatsApp, Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos