No olvides compartir ...

1. Él es el mismo ayer, hoy y siempre. No puede mejorarse. No se está convirtiendo en nada. Él es quien es. No hay desarrollo en Él.

2. Dios hace lo que le place y siempre es correcto y hermoso y siempre va de acuerdo con la verdad. No hay restricciones en Él, ni fuera de Él, que puedan impedirle hacer lo que le plazca.

3. Dios nunca está ansioso por Su reino celestial. Él se sienta. Y se sienta en un trono. Todo está en paz y Él tiene el control.

4. No le damos a Dios autoridad sobre nuestras vidas. La tiene, nos guste o no. ¡Es una locura actuar como si tuviéramos algún derecho a cuestionar a Dios!

5. Pocas cosas proveen más humildad y nos dan esa sensación de cruda majestuosidad, que la verdad de que Dios es absolutamente soberano.

6. Ninguna autoridad opositora puede anular los decretos de Dios. Lo que se propone, logra. “Mi propósito se cumplirá, y haré todo lo que deseo” Isa. 46.10.

7. Dios nos creó para conocerlo, amarlo y reflejarlo.

8. El universo declara la gloria de Dios, y la razón por la que existimos es para contemplarla, ser asombrados por ella y glorificar a Dios por ello.

9. ¿Por qué creó Dios el universo? La razón resuena a través de toda la Biblia, desde la eternidad hasta la eternidad, como un trueno: Dios creó el mundo para Su gloria.

10. No glorificamos a Dios para mejorar Su gloria, sino porque contemplamos, disfrutamos y mostramos Su gloria (que es lo mismo que conocerlo, amarlo y reflejarlo.

11. Fuimos creados para ver Su gloria, estar emocionados por ella y vivir para ayudar a otros a verlo y disfrutarlo por quién es y por lo que es en realidad.

12. Cristo es más precioso, más valioso, más gratificante que todo lo que la vida en esta tierra puede dar.

13. Cristo es glorificado en ti cuando es más valioso para ti que todo lo que la vida puede dar y todo lo que la muerte puede quitar.

14. Él es único en Su clase. Nadie es como Él.

15. Dios no es un adivino o solo alguien que predice las cosas. No tiene una bola de cristal. Él sabe lo que va a ocurrir porque planea lo que viene y realiza lo que planes.

16. Dios tiene la autoridad legítima, la libertad, la sabiduría y el poder para lograr que suceda todo lo que quiera. Y, por lo tanto, todo lo que quiere lograr sucede.

17. No hay viento, ni tormenta, ni huracán, ni ciclón, ni tifón, ni monzón, ni tornado al que Jesús mande: “¡Silencio! ¡Cálmate!” y no obedezca.

18. Cientos de cosas horribles pueden haber sucedido en tu vida. Pero si eres movido a atesorar a Cristo como tu Señor y Salvador, puedes escribir sobre cada uno de esos horrores las palabras de Génesis 50:20: Satanás “[pensaste] hacerme mal, pero Dios transformó ese mal en bien.

19. Seamos valientes en el trono de la gracia, sabiendo que nuestras oraciones por las cosas más difíciles pueden ser respondidas. Nada es demasiado difícil para Dios.

20. No hay pecador tan duro que la gracia soberana de Dios no pueda quebrantar.

21. Estemos contentos y tranquilos en los días de gran turbación, porque la victoria pertenece a Dios y Sus propósitos no pueden ser detenidos.

22. Satanás es real y sin duda tiene algo que ver con causar muchas enfermedades y discapacidades. Pero él no puede hacer nada sin el permiso de Dios.

23. Los hombres y las mujeres en el ministerio cristiano que más admiro tienen una característica en común (entre otras); todos temen desviarse de las enseñanzas históricas de la iglesia.

24. El evangelio es la buena noticia de que Dios, en Cristo, pagó el precio del sufrimiento, de modo que podamos disfrutar de Él para siempre.

25. No se puede agregar nada a la obra de Cristo para cubrir nuestros pecados y esa obra no se puede repetir.

26. Las buenas nuevas de los logros de Dios en Cristo llegar ser nuestras por la fe, al creer y recibirlas. No porque las merezcamos o porque hayamos hecho obras. Lo que Dios ha hecho es gratis para todos los que lo obtendrán. Se recibe por fe. Sin la oferta gratuita de Cristo por la fe, no habría evangelio.

27. Hay una necesidad crítica de misioneros como Pablo, que tengan la vocación y la pasión de llevar el evangelio a los pueblos donde no hay acceso al evangelio en absoluto.

28. Es conveniente tener una mentalidad de tiempos de guerra en el uno de nuestros recursos mientras los pueblos carezcan del evangelio y tengamos los medios para enviar.

29. Dios es el dueño de nosotros y de todo lo que tenemos.

30. La causa mundial de Cristo no puede fallar, y nada de lo que hagas por esta causa es inútil.

31. Dios ya ha predestinado al que será liberado de la esclavitud del pecado y de la incredulidad y se convertirá en hijo de Dios por la fe.

32. Podemos tener ánimo. Toda autoridad en el cielo y en la tierra fue dada al Hijo de Dios y declaró que debía traer a Sus otras ovejas. Él lo hará.

33. Debido a que Él murió por nosotros, el poder de Dios ya no está contra nosotros sino a favor nuestro.

34. Debido a que Su muerte ha comprado todo y Su vida ha provisto todo, la gracia nunca dejará de fluir hacia nosotros.

35. La manera en que la fe funciona es al contemplar a Dios y dirigirse a la fuente de gracia sin límites que nos llega a través de un río de promesas para cada momento del día.

36. Si has nacido de nuevo, si eres un verdadero creyente, si eres justificado y has sido perdonado mediante la fe salvadora, no puedes dejar de perseverar. Tendrás tu confianza en Cristo hasta el final.

37. La perseverancia es la evidencia de que verdaderamente esa persona le pertenece a Cristo. Por eso, si te apartes, demuestras que nunca tuviste arte con Cristo.

38. Dios está totalmente comprometido con la seguridad eterna de Sus hijos comprados con sangre.

39. Dios preservará de manera soberana a todos los que pertenecen a Cristo.

40. Dios es soberano sobre todas las cosas, incluido nuestro sufrimiento, y Satanás.

41. Los creyentes pasan por el fuego de prueba del juicio de Dios, no porque nos odie, sino porque nos ama y quiere nuestra pureza.

42. Dios aborrece tanto el pecado y ama tanto a Sus hijos que no nos privará de ningún dolor para librarnos de lo que odia.

*John Piper es un predicador bautista y escritor estadounidense. Fue pastor en la Iglesia Bautista de Belén en Minneapolis, afiliada a Converge, durante 33 años


Puedes seguirnos en , Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos