No olvides compartir ...

ÚNETE A UNO DE NUESTROS GRUPOS DE WHATSAPPpara recibir materiales todos los días, CLICK AQUÍ.

Por: Paul Washer.

Este artículo forma parte de la serie: Entendiendo la disciplina de ayuno.

El ayuno puede ser un medio útil para dominar nuestros cuerpos y vivir en mayor sumisión al Señor. Al ayunar de la comida, las diversiones y otros placeres temporales, podemos empezar a ver cuán importantes se han vuelto estas cosas en nuestras vidas y cuán dependientes somos de ellas.

Si nos volvemos descontentos, irritables, enojados o incluso desanimados en medio del ayuno, sabemos que nos hemos vuelto dependientes de los placeres temporales en lugar de Dios. Es una desagradable revelación; pero nos da la oportunidad de arrepentirnos, confesar y pedir al trono de Dios una mayor gracia. Antes de romper el ayuno, debiéramos buscar en oración la voluntad de Dios en cuanto al uso y disfrute de los alimentos y otros buenos regalos de Dios. Además, debiéramos decidir cómo podemos seguir cultivando una relación más profunda con Dios y una mayor dependencia de Él.

Tomado del libro «Entendiendo la disciplina del ayuno», puedes descargar el libro gratis EN ESTE ENLACE.


Puedes seguirnos en WhatsAppFacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos