No olvides compartir ...

Por: John Bunyan

1 Timoteo 2:5 Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,

Cristo es el abogado de todos los que son verdaderos hijos por medio de la adopción. ¿Has nacido de Dios por su Palabra? ¿Tienes el Espíritu de adopción? ¿Puedes llamar a Dios Padre por la fe? Si es así, entonces Cristo es tu abogado, para presentarse en la presencia de Dios por ti y rogar en base al sacrificio que él ofreció.

Él ruega por los débiles y por los fuertes. No existe fuerza en este mundo que pueda asegurarnos frente a la furia del infierno, ni existe ninguna experiencia que pueda fortalecernos en contra de los asaltos de Satanás. Hasta en las mejores personas existe una tendencia a pecar, y cuanto más grande es alguien, mayor es la caída. Por eso, es una completa necesidad que se provea de un abogado para todos. Cualquiera puede caer. Aquel más refinado y puro puede pronto estar tan sucio como el más débil, y, al menos en lo que alcanzo a ver, los planes de Satanás están enfocados contra ellos en mayor medida. Estoy convencido de que los mayores pecados han sido cometidos por los mayores santos. Los poderosos tienen tanta necesidad de un abogado como los más jóvenes y débiles del rebaño.

¡Qué pensamientos tuvo Satanás para tentar a Pedro y hacerlo caer! ¡y con cuanta rapidez rompió el cuello de Judas! Sin duda, eso mismo le hubiese sucedido a Pedro si Jesús no se hubiera interpuesto. Mientras el pecado esté en nuestra carne y el diablo siga vivo, existe peligro. Aunque un cristiano fuerte pueda suponer dificultad para Satanás y pueda vencerle en alguna cosa, el diablo puede después vencerle dos veces. Así tentó a David y a Pedro, y a muchos más. Los más fuertes son débiles y los más sabios necios cuando son zarandeados como trigo en el cedazo de Satanás.

Dios, en su misericordia, ha declarado suficientemente la verdad de lo que digo, preparando un abogado para todos. 1 Juan 2:1 dice: «Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo».

*John Bunyan fue un escritor y predicador inglés famoso por su novela El progreso del peregrino.


Puedes seguirnos en WhatsAppFacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos