No olvides compartir ...

Por: Dwight Moody 

Este artículo pertenece a la serie: «120 meditaciones de D.L. Moody»

«Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento». SALMO 23:4

¿No debe haber luz cuando hay sombra? ¿Puede obtener sombra sin luz? Si lo duda, vaya a la bodega sin luz esta noche y busque una sombra, si puede. Todo lo que la muerte puede hacerle a un creyente genuino es arrojarle una sombra en el camino. Las sombras nunca le hacen daño a nadie. Usted puede pasar a través de ellas, así como lo hace con la neblina. No hay nada que temer.

Le tengo mucha compasión a cualquier hombre o mujer que vive bajo la esclavitud de la muerte. Si usted está así, que Dios lo saque hoy. Que pueda salir hacia la libertad del bendito evangelio del Hijo de Dios.

Reflexión: ¿Le teme a la muerte? ¿Por qué sí o por qué no? ¿De qué maneras lo consuelan las Escrituras, como el pasaje que está más arriba, a medida que piensa en la muerte?

*Dwight Moody conocido como D.L. Moody, fue un evangelista, además de fundar la Iglesia Moody, la escuela Northfield y escuela Mount Hermon en Massachusetts, el Instituto Bíblico Moody y la Moody Press. Lee su biografía HACIENDO CLIC AQUÍ.


Puedes seguirnos en WhatsAppFacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos