No olvides compartir ...

Por: George Swinnock*

El gran plan del diablo es dejar la palabra sin fruto para que las fortalezas de su reino no sean destruidas. Como un carcelero, dejará las manos libres mientras las puertas de la prisión estén cerradas. Te dará libertad para realizar actos de caridad siempre y cuando tus oídos y corazón estén bien cerrados con llave.

Cristo espera en la puerta de tu oído para tener acceso a tu corazón y librarte a ti, pobre cautivo, de las manos del diablo. Satanás buscará obstaculizarte de escuchar en la presencia de Dios, encontrándote otro trabajo para hacer. Te pondrá a jugar u ocuparte en algún negocio u otro para evitar que escuches con corazón serio, consciente de la presencia de Dios.

*George Swinnock (1627-1673). Fue un ardiente predicador puritano e inconformista.


Puedes seguirnos en WhatsApp, Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos