No olvides compartir ...

Por: Octavius Winslow

No estoy solo, porque el Padre está conmigo. JUAN 16:32

¡Oh, qué palabras son estas! ¿Quién puede dañarte ahora? ¿Qué puede ocurrirte? ¿Cuándo y dónde puedes estar solo, si tu Padre celestial está contigo? Él está contigo en el océano; Él está contigo en la tierra. Está contigo en tu exilio; está contigo en tu casa. Los amigos pueden abandonarte, los parientes pueden morir y las circunstancias pueden cambiar, pero «mi Padre está conmigo» puede seguir siendo tu consuelo y tu orgullo. Y, oh, experimentar la presencia de ese Padre, caminar con Dios en la conciencia absorbente de Su ojo amoroso nunca retirado, de Su presencia solemne nunca retirada, de Su brazo circundante nunca apartado, ¡acoge el aislamiento, acoge la soledad, acoge la pena animada, endulzada y santificada por tal experimentación como esta! «No estoy solo, porque el Padre está conmigo».

*Octavius Winslow (1808-1878): Pastor no conformista; nacido en Londres, Inglaterra, criado en Nueva York, enterrado en el cementerio de Abbey, Bath, Reino Unido.


Puedes seguirnos en WhatsAppFacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos