No olvides compartir ...

ÚNETE A UNO DE NUESTROS GRUPOS DE WHATSAPPpara recibir materiales todos los días, CLICK AQUÍ.

Por: Miguel Núñez

Este artículo forma parte de la serie «95 tesis para la iglesia de hoy» del Pastor Miguel Núñez

Basada en 1 Corintios 12:12-13

Desde la época de la Reforma y hasta nuestros días, ha habido una controversia acerca del rol del bautismo en la teología de la iglesia de Roma. Sin embargo, en la iglesia evangélica ha existido una controversia diferente también en torno al bautismo, pero en esta ocasión, en torno al bautismo del Espíritu Santo. Para muchos, el bautismo del Espíritu Santo es el don de hablar en lenguas.

La realidad es que la Palabra de Dios no enseña algo ni siquiera semejante. El apóstol Pablo escribiendo a los corintios nos enseña que “así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, aunque son muchos, constituyen un solo cuerpo, así también es Cristo. Pues por un mismo Espíritu fuimos todos bautizados, ya sean griegos o judíos, esclavos o libres, y que a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu” (1 Corintios 12:12-13).

De manera que entendemos a la luz de la Palabra de Dios que el bautismo del Espíritu Santo es una experiencia de todo creyente, justamente por lo que acabamos de pronunciar a la luz de lo que Pablo escribe a los corintios. Y esa experiencia de todo creyente es el nacer de nuevo. En el momento en que confesamos de todo corazón a Cristo como Señor y Salvador, el Espíritu de Dios viene a morar en nosotros; en ese momento somos Espíritu de Dios viene a morar en nosotros; en ese momento somos bautizados, y en ese momento somos agregados al cuerpo de Cristo. Es por eso que el apóstol Pablo, en el pasaje que acabo de citar, agrega la frase “un solo cuerpo”. Hemos sido bautizados en un solo cuerpo —toda la iglesia universal, creyente de corazón— en la persona de Jesús. ¡Ora a Dios por sabiduría, y luego escudriña la Palabra para tu propia edificación!


Puedes seguirnos en WhatsAppFacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos