No olvides compartir ...

ÚNETE A UNO DE NUESTROS GRUPOS DE WHATSAPP, para recibir materiales todos los días, CLICK AQUÍ.

Por: A. W. Tozer

Este artículo forma parte de la serie «Mi búsqueda diaria«

El gran amor del SEÑOR nunca se acaba, y su compasión jamás se agota. LAMENTACIONES 3:22

Todos los hombres son beneficiarios de la misericordia de Dios. No pienses ni por un minuto que cuando te arrepentiste y regresaste del corral de los cerdos a la casa del Padre esa misericordia comenzó a operar. No, la misericordia había estado operando todo el tiempo […] Así que recuerda que si no hubieras tenido la misericordia de Dios todo el tiempo, compadeciéndose, reteniendo el juicio, habrías perecido hace mucho tiempo. El cruel dictador es un beneficiario de la misericordia de Dios. El malvado asesino es un beneficiario de la misericordia de Dios. Y el corazón más entenebrecido que yace en la más baja miseria del país es un beneficiario de la misericordia de Dios […]

Todos los hombres son beneficiarios de la misericordia de Dios, pero Dios ha pospuesto la ejecución, eso es todo. Cuando la justicia de Dios se enfrenta a la culpa humana, hay una sentencia de muerte, pero la misericordia de Dios, porque eso también es un atributo de Dios que no contradice al otro, sino que trabaja con él, pospone la ejecución.

La misericordia no puede cancelar el juicio sin la expiación. Cuando la justicia ve la iniquidad, debe haber juicio. Sin embargo, la misericordia llevó a Cristo a la cruz. No pretendo entender eso. Soy muy feliz con las cosas que sé y muy encantado con las que no sé.

Señor, cuando me doy cuenta de lo mucho que merecemos tu juicio, una vez más me asombra tu gran misericordia. Gracias por el mensaje de la cruz. Amén.

*A. W. Tozer fue un pastor cristiano estadounidense, predicador, escritor, editor de revista y conferenciante bíblico, lea la biografía de Tozer EN ESTE ENLACE.


Puedes seguirnos en WhatsAppFacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos