No olvides compartir ...

Por: R. C. Sproul.

Este artículo forma parte de la serie «Qué buena pregunta«

La elección implica que Dios elige personas, pero eso no significa que todo lo que Dios elige está relacionado con la elección. Cuando Jesús dice de los Doce: “Yo los elegí a cada uno de ustedes. No me eligieron ustedes a mí,” en esa afirmación podríamos leer que Jesús dice: “Ustedes doce han sido elegidos desde la eternidad para recibir la gracia de la salvación.” Si es eso lo que Jesús quiso decir al señalar: “Yo elegí a ustedes doce,” entonces significaría que los doce discípulos, incluyendo a Judas, serían contados entre los elegidos y presumiblemente salvados.

Sin embargo, la Escritura parece ver con pesimismo la condición futura de Judas, quien, hasta donde podemos ver en el Nuevo Testamento, muere sin ser restaurado a la comunión con Cristo. Creo que lo que Jesús está diciendo allí es que él ha elegido a aquellos doce para ser sus discípulos. Sigue diciendo que él siempre supo que uno de ellos era el hijo de perdición. Jesús revela que él conocía muy bien el estado del alma de Judas cuando lo eligió para participar en su escuela rabínica de discípulos. Recordemos que un discípulo es simplemente un aprendiz. En la antigua comunidad judía, un discípulo era una persona que se afiliaba a la escuela de un rabí en particular y se convertía en su estudiante. Jesús fue un rabí peripatético, un rabí cuya escuela no estaba en un edificio, sino al aire libre. Él caminaba, y sus discípulos literalmente lo seguían. Tomaban notas y memorizaban lo que él enseñaba.

Jesús seleccionó a Judas para matricularlo en su escuela. Obviamente, el propósito de aquello era cumplir las Escrituras. Jesús aclara que este hombre era un “hijo de perdición” desde el principio para que las Escrituras se cumplieran, pues Jesús sería entregado mediante una traición. Jesús seleccionó a uno que él sabía que lo traicionaría y del cual sabía que su alma no estaba redimida. No creo que haya conflicto alguno o contradicción entre el hecho de que Jesús dijera que él había elegido a Judas y el hecho de que el resto de los discípulos habían sido elegidos al parecer no sólo como discípulos sino también para ser apóstoles. Fueron elegidos desde la eternidad para ser pilares del reino de Dios y, por lo tanto, elegidos para la salvación eterna.

Tomado de ¡Qué buena pregunta! Copyright © 1996 por R.C. Sproul.  


Puedes seguirnos en FacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos