No olvides compartir ...

Por: Norman Geisler

Este artículo forma parte de la serie: Respuestas a las sectas

MATEO 18.15-18: ¿Prohíbe este pasaje crítica pública de la doctrina de un pastor (o maestro), según argumentan los maestros de la Palabra de Fe?

TERGIVERSACIÓN: Algunos maestros de la Palabra de Fe creen que este pasaje prohíbe que los cristianos critiquen públicamente la doctrina de un pastor o maestro. Aun si la doctrina es claramente falsa, y el pastor la está enseñando públicamente desde el púlpito o en la televisión, no se debe criticar públicamente al pastor, sino que se debe comunicar con él en privado al respecto. Sobre el asunto de denunciar a los ―ungidos de Dios- , Kenneth Copeland dijo: ―Hay personas que están tratando hoy mismo de enjuiciar el ministerio del cual yo soy responsable, y el ministerio del cual Kenneth E. Hagin es responsable… Varias personas a quienes conozco habían criticado y habían llamado una secta a esa panda de la fe en Tulsa. Y algunos de ellos están muertos hoy mismo, murieron temprano por ello, y hay más de uno de ellos que tiene cáncer- (Copeland, ―Why All Are Not Healed- [Por qué no todos son sanados], audiocasete).

CORRECCIÓN DE LA TERGIVERSACIÓN: Este pasaje trata sobre la ética y la moral personales, no sobre doctrina bíblica. Si un cristiano hace algo poco ético o si peca, primero se debe hablar con él en privado al respecto. Si el individuo no responde, hay que dar pasos cada vez más contenciosos (Mt 18.15-18).

La doctrina falsa que se proclama públicamente desde una tribuna —como, por ejemplo, un púlpito, un programa de televisión o un programa de radio— ha de ser enfrentado públicamente de acuerdo con la pauta del Nuevo Testamento. El apóstol Pablo se enfrentó públicamente con Pedro cuando las acciones de éste comprometieron la libertad del evangelio (G1 2.11-14). Trató públicamente con Himeneo y Alejandro en relación con su blasfemia (1 Ti 1.20). Trató públicamente con Alejandro el herrero por sus actividades dañinas (2 Ti 4.14). El apóstol Juan trató públicamente con Diótrefes, quien propagaba doctrina falsa y se negaba a escuchar lo que tenían que decir Juan y otros dirigentes cristianos (3 Jn 9).

Aunque los maestros de la Palabra de Fe a menudo citan Mateo 18 en un esfuerzo por mantener la unidad de la iglesia en un ambiente de amor, es importante entender que la verdadera unidad de la iglesia se origina no sólo en amor, sino también en verdad. Como afirmó Pablo, la iglesia es la ―columna y defensa de la verdad- (1 Ti 3.15). A los miembros de la iglesia se les llama ―a que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos‖ (Jud 3). Hemos de ―[e]xamina[r] lo todo y retene[r] lo bueno – (1 Ts 5.21). Debemos seguir el ejemplo de los bereos al comparar todas las enseñanzas doctrinales con las Escrituras (Hch 17.11). Sin dedicación a la verdad no puede haber verdadera unidad de la iglesia.

El Dr. Norman Geisler es autor o coautor de unos cincuenta libros y centenares de artículos. Él ha enseñado en la universidad y a nivel de graduados por cuarenta y tres años. Ha dado conferencias y presentado debates en cincuenta estados y en veinticinco países de seis continentes. 


Siga leyendo …

Puedes seguirnos en WhatsApp, Instagram,Messenger,Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...
4 comentarios en «¿Prohíbe la Biblia criticar de manera pública la falsa doctrina de un predicador?»
  1. El autor del artículo fue un tal Norman Geisler, teólogo norteamericano ya fallecido (un ilustre desconocido para el mundo hispano porque no se han traducido libros de él). Fue de tendencia conservadora, fundamentalista y legalista. Eso explica su ataque en contra de los maestros del movimiento de fe, como Kenneth Hagin, Kenneth Copeland, de quienes despotrica en este artículo, maquillado de «sana doctrina» y de una supuesta «defensa de la fe», publicado por esta página de los bautistas reformados, de las sectas neo calvinistas y propulsores del movimiento neo puritano de «sanadoctrinistas y macarthuristas» a ultranza. Así que, amigos, no se dejen engañar ni intimidar por estos fariseos hipócritas con una falsa apariencia de piedad. Si estos saduceos incrédulos y cesacionistas, negadores del poder de Dios, dicen que se puede denunciar públicamente a los falsos maestros, pues también aquí nosotros los denunciamos en su propia página:
    Macarthur: encubridor de abusos sexuales en su propia Ig.
    Lawson: adorador del viejo Mac.
    Washer: predicador de la salvación por preparacionismo, una herejía. Seguimos? Uds. dirán…

    1. Que poca ética muestras al hablar así de estos siervos de Dios, hay que dedicarnos a predicar el evangelio y dejar que sea Dios el que juzge la obra de cada uno!

    2. Solo el que tiene a Cristo en su corazon sabe lo q es bueno y malo pero hay de quien sabiendo de el no hace el bien

  2. La verdad no estoy muy de acuerdo con las críticas públicas, creo que eso mismo hacen las personas que no tienen a Jesús, es cierto que Pablo amonestó públicamente, pero si observamos bien, la iglesia no sigue a Pablo y no creo que sea de Pablo, la iglesia es de Cristo y debe seguir la enseñanzas del Señor, porque » hay de aquel que se crea firme…», creo que hay que entender que Pablo fue un ser humano como lo somos todos y lo más seguro, si era 100% humano, cometió errores garrafales en su carrera como cristiano y creo que uno de ellos fue demostrar su carácter crítico en público, la pregunta es qué enseña Jesús de esto?, acaso no sabía que los fariseos, maestros y aún Saulo estaban equivocados en su manera de proceder y de enseñar? Será esto lo que Dios quiere que hagamos? Que desacreditemos delante de los impíos a otros hijos de Dios? En eso debemos emplear el tiempo? Entonces de nada sirve amar a los enemigos si a nuestros hermanos atacado públicamente, de verdad fuimos llamados para esto, para destruir a los de familia de la fe?, y por qué no hace eso con los que practican creencias satánicas? Por qué no persiguen y jusgan en público a los que creen en los ídolos? La verdad es que satanas se ha encargado de entretenernos y ocuparnos en cosas que solo un Justo y Soberano Rey puede resolver. Y si la crítica salvará almas y trajera arrepentimiento, pues créanme no habría juicio final, la verdad es que es una pena que seamos tan ciegos a las verdaderas enseñanzas de Jesús, todos enseñan de los misterios de la Palabra y viendo no ven de que todo se trata del AMOR.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos