No olvides compartir ...

ÚNETE A UNO DE NUESTROS GRUPOS DE WHATSAPP, para recibir materiales todos los días, CLICK AQUÍ.

Por: Teología Sana.

Como miembros de una iglesia local, todos tenemos un papel importante que desempeñar en el cuerpo de Cristo. Nuestra iglesia local necesita de cada uno de nosotros para cumplir su misión y crecer en fe y amor. En este artículo, exploraremos 12 cosas que tu iglesia necesita de ti y cómo puedes contribuir de manera significativa.

1. Compromiso y fidelidad: Tu iglesia necesita de tu compromiso y fidelidad. Comprométete a ser parte activa de la comunidad cristiana y asume la responsabilidad de apoyar y participar en las actividades y ministerios de la iglesia. «Sed firmes y constantes, creciendo siempre en la obra del Señor, conscientes de que vuestro trabajo en el Señor no es en vano» (1 Corintios 15:58).

2. Oración constante: Tu iglesia necesita de tus oraciones constantes. Ora por los líderes, los miembros, los ministerios y los desafíos que enfrenta la iglesia. La oración es una poderosa herramienta que nos conecta con Dios y busca su guía y fortaleza. «Estén siempre alegres, oren sin cesar, den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús» (1 Tesalonicenses 5:16-18).

3. Participación en la adoración: Tu iglesia necesita de tu participación activa en la adoración. Asiste regularmente a los servicios de adoración y participa con un corazón abierto y dispuesto a adorar a Dios. «Alaba, alma mía, al Señor; alabaré al Señor mientras viva, cantaré salmos a mi Dios mientras exista» (Salmos 146:1-2).

4. Apoyo financiero: Tu iglesia necesita de tu apoyo financiero. Contribuye fielmente con tus ofrendas para sustentar el ministerio de la iglesia y ayudar a alcanzar las necesidades de los santos y la comunidad. «Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría» (2 Corintios 9:7).

5. Servicio y ministerio: Tu iglesia necesita de tu servicio y ministerio. Descubre tus dones y talentos y úsalos para servir a los demás en la iglesia. Participa en los ministerios existentes y busca oportunidades para compartir el amor de Cristo con aquellos que te rodean. «Cada uno ponga al servicio de los demás el don que haya recibido, administrando fielmente la gracia de Dios en sus diversas formas» (1 Pedro 4:10).

6. Hospitalidad y amor: Tu iglesia necesita de tu hospitalidad y amor hacia los demás. Recibe a los nuevos miembros y visitantes con amor y amabilidad, creando un ambiente acogedor y cálido. «Por tanto, acéptense unos a otros, así como Cristo los aceptó, para gloria de Dios» (Romanos 15:7).

7. Participación en grupos pequeños: Tu iglesia necesita de tu participación en grupos pequeños. Únete a grupos de estudio bíblico, grupos de oración o grupos de apoyo para crecer en la fe y establecer relaciones significativas con otros creyentes. «Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo» (Hechos 5:42).

8. Apoyo a los líderes: Tu iglesia necesita de tu apoyo y oraciones por los líderes. Reconoce el liderazgo y la autoridad que Dios ha establecido en la iglesia y respalda a los líderes con palabras de ánimo y acciones de apoyo. «Obedezcan a sus líderes y sométanse a ellos, porque cuidan de ustedes como quienes han de dar cuenta. Obedézcanlos para que su trabajo sea una alegría y no una carga, porque eso no sería provechoso para ustedes» (Hebreos 13:17).

9. Discipulado y mentoría: Tu iglesia necesita de tu disposición para ser discipulado y discipulador. Busca oportunidades para crecer en tu fe a través del discipulado y, a su vez, invierte tiempo y energía en discipular a otros creyentes. «Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo» (Mateo 28:19).

10. Compromiso con la unidad: Tu iglesia necesita de tu compromiso con la unidad. Busca la paz y la reconciliación en las relaciones dentro de la iglesia, evitando divisiones y conflictos innecesarios. «Haz todo lo posible por mantener la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz» (Efesios 4:3).

11. Apoyo en tiempos de necesidad: Tu iglesia necesita de tu apoyo en tiempos de necesidad. Brinda ayuda y apoyo a aquellos que enfrentan dificultades, enfermedades o pérdidas. «Por lo tanto, mientras tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y en especial a los de la familia de la fe» (Gálatas 6:10).

12. Testimonio y evangelismo: Tu iglesia necesita de tu testimonio y evangelismo. Vive una vida que refleje a Cristo y comparte tu fe con otros. Sé una luz en tu comunidad y un instrumento de Dios para llevar a otros a la salvación. «Pero santifiquen a Cristo como Señor en sus corazones. Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de su esperanza» (1 Pedro 3:15).

Como miembros de una iglesia local, tenemos el inmenso privilegio y la responsabilidad de contribuir al crecimiento y la misión de la iglesia. Tu iglesia necesita de tu compromiso, oraciones, participación activa, apoyo financiero, servicio, hospitalidad, participación en grupos pequeños y discipulado. También necesita de tu compromiso con la unidad, apoyo en tiempos de necesidad, testimonio y evangelismo. Haciendo estas 12 cosas, estarás desempeñando un papel vital en el cuerpo de Cristo y ayudando a tu iglesia a cumplir su propósito de glorificar a Dios y alcanzar a otros con el amor de Cristo.


Puedes seguirnos en WhatsApp, Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.

Un comentario en «12 cosas que tu iglesia local necesita de ti»
  1. Que información tan valiosa y tan profunda, me alienta a buscar ser mejor miembro de mi iglesia y buscar con intención dar más de mi con el fin de afirmarme y afrirmar a otros en mi iglesia, muchas gracias y bendiciones hace varios días q no leía algo tan alentador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *