No olvides compartir ...

ÚNETE A UNO DE NUESTROS GRUPOS DE WHATSAPPpara recibir materiales todos los días, 

Por: Thomas Brooks

Considera que Dios, muchas veces, descubre y da a conocer al mundo los pecados secretos de los hombres, incluso en esta vida (Is. 41:21-23). Dios ama actuar de acuerdo con sus propios nombres. Ahora, ser revelador de secretos es uno de sus nombres (Dn. 2:47). Por consiguiente, incluso en este mundo, Él saca a la luz, a menudo, las cosas más ocultas de las tinieblas. De todos los gloriosos atributos de Dios, ninguno sufre tan profundamente por los pecados secretos como el atributo de su omnisciencia. Por lo tanto, Dios se levanta, a menudo en este mundo, para vindicar el honor de este atributo, desenmascarando a los pecadores y sacando a la luz todos esos senderos y caminos secretos de maldad por los que han caminado durante mucho tiempo sin ser descubiertos.

Fue por el honor de este bendito atributo de Dios que el pecado tramado en secreto por Ananías y Safira fue descubierto tan abiertamente. “Y vino gran temor sobre toda la iglesia, y sobre todos los que oyeron estas cosas” (Hch. 5:1-11). Los hermanos de José ocultaron durante mucho tiempo su malicia, su astucia, su crueldad, su envidia, su traición, al vender a su hermano a Egipto; pero al fin, por asombrosas e interesantes providencias, todo salió a la luz (Gn. 42:21-22). La conciencia que durante un tiempo puede parecer dormida, con el tiempo se despertará y hará saber al pecador que es tan fiel al registrar como terrible al acusar. Esto descubrieron los hermanos de José por triste experiencia.

Así, Giezi peca secretamente, miente terriblemente y, después de todo, lo defiende firmemente. Pero al final, todo sale a la luz. En vez de vestirse ricamente, él y su posteridad fueron vestidos de lepra para siempre. En lugar de dos vestidos nuevos, Dios los cuelga, encadenados como monumento de su Ira para todas las generaciones (2 R. 5:20). Así, Acán roba, secreta y sacrílegamente 1, un manto babilónico muy bueno, doscientos siclos de plata y un lingote de oro de cincuenta siclos de peso. [Él] los esconde en la tierra, en medio de su tienda y, por causa de esto, Israel huye delante de sus enemigos. Pero al fin, Acán es apresado y todo sale a la luz: Su lingote de oro resultó ser una cuña para degollarlo 2 y su manto babilónico, un manto para amortajarlo. Josué hace una hoguera de todo lo que, secreta y pecaminosamente, había robado y lo quema a él, a sus hijos y todo lo que tenía en él. ¡Oh, cuán pública y severamente, castiga Dios, a veces, a los hombres por su iniquidad más secreta!

Lo mismo puedes ver en ese gran ejemplo de David. “¿Por qué, pues, tuviste en poco la palabra de Jehová, haciendo lo malo delante de sus ojos? A Urías heteo heriste a espada” —esto fue hecho en una carta secreta— “y tomaste por mujer a su mujer… Por lo cual ahora no se apartará jamás de tu casa la espada, por cuanto me menospreciaste, y tomaste la mujer de Urías heteo para que fuese tu mujer. Así ha dicho Jehová: He aquí yo haré levantar el mal sobre ti de tu misma casa, y tomaré tus mujeres delante de tus ojos, y las daré a tu prójimo, el cual yacerá con tus mujeres a la vista del sol. Porque tú lo hiciste en secreto; mas yo haré esto delante de todo Israel y a pleno sol” (2 S. 12:9-12). David fue muy aplicado y muy laborioso para ocultar su pecado y salvar su reputación. Pero la manera de cubrirlo, hecha con la sangre de Urías, era demasiado corta y demasiado estrecha para ocultar su insensatez con Betsabé. Por eso, cuando hubo hecho todo lo que había podido, su pecado fue lanzado como una pelota de hombre a hombre, a través de la corte, la ciudad y el país…

1. Sacrílegamente – Groseramente irrespetuoso hacia el mandato de Dios.

2. Lingote… cuña para cortar – En inglés, juego de palabras (“wedge… wedge”): Una herramienta de filo cortante para ejecutarlo.


Puedes seguirnos en FacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...
Un comentario en «Considera esto antes de pecar (Parte 2) – Thomas Brooks»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos