No olvides compartir ...

ÚNETE A UNO DE NUESTROS GRUPOS DE WHATSAPPpara recibir materiales todos los días, CLICK AQUÍ.

Por: Charles Stanley.

Mateo 9.35-38

En cuanto a la oración, hay dos escollos comunes que debemos tener en cuenta. Primero, cuando no se está claro qué orar algunas personas deciden no orar en absoluto. Y segundo, muchos creyentes se conforman con una forma monótona de orar que los deja sintiéndose vacíos y desconectados de Dios.

Como cristianos, sabemos que debemos orar, aunque hacerlo nos parezca difícil. Pero mucho más que cualquier sentido de obligación que podamos sentir, es sabio reconocer que Dios quiso que la oración fuera una bendición para sus hijos, ya que la comunión con Él es una manera fundamental de experimentar su presencia. Tenemos mucho que ganar al orar: paz, consuelo, sabiduría y la presencia misma de Dios.

Recuerde que cuando nos comunicamos con Dios no hay una vara de medir ni una tarjeta de puntuación. A Él le agrada mucho más un intento torpe pero sincero, que una letanía bien redactada que carece de sinceridad. Y tenga en cuenta que las oraciones formales, como la que el Señor Jesús enseñó a sus discípulos (Mt 6.9-13), pueden ayudarnos a encontrar el camino de vuelta a la práctica cuando nos sintamos perdidos.

Empiece hoy con el Padrenuestro y vuelva a este tantas veces como sea necesario. Es posible que, con el tiempo, descubra que sus propias palabras fluyen libremente como resultado. Pero si no es así, no se rinda. Siga hablando con el Señor.

Puedes seguirnos en WhatsAppFacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...
Un comentario en «Señor, enséñanos a orar – Charles Stanley»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos