No olvides compartir ...

ÚNETE A NUESTRO GRUPO DE WhatsApp o Telegram. Y recibe materiales todos los días.

Por: Teología Sana.

La guerra espiritual es una realidad para los cristianos, ya que enfrentamos la oposición del enemigo de nuestras almas. En este artículo, exploraremos cinco maneras de reconocer cuando estamos bajo un ataque del enemigo. Acompañaremos cada punto con versículos bíblicos que respalden estas señales.

1. Duda y confusión: «Pero si alguno de vosotros se ve falto de sabiduría, que la pida a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada» (Santiago 1:5). El enemigo busca sembrar dudas y confusión en nuestra mente, haciéndonos cuestionar nuestra fe y la verdad de la Palabra de Dios.

2. Tentaciones persistentes: «Sed sobrios, velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar» (1 Pedro 5:8). El enemigo intentará tentarnos y llevarnos por caminos de pecado y desviación. Si enfrentamos tentaciones persistentes y fuertes, es una señal de que estamos bajo un ataque espiritual.

3. Desánimo y desesperanza: «Porque los designios de la carne son enemistad contra Dios» (Romanos 8:7). El enemigo busca robarnos la paz y la esperanza, llenando nuestros corazones de desánimo y desesperanza. Si nos encontramos luchando contra sentimientos de tristeza y desesperación, debemos reconocer que muy probablemente estamos bajo un ataque del enemigo.

4. Conflictos y divisiones: «Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa» (Santiago 3:16). Satanás busca sembrar discordia y división entre los hermanos en Cristo. Si enfrentamos conflictos y divisiones en nuestras relaciones, es una señal bastante segura de que estamos bajo un ataque espiritual.

5. Ataques físicos o emocionales: «El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir» (Juan 10:10). El enemigo puede manifestarse a través de ataques físicos o emocionales, causando enfermedades, dolores intensos o perturbando nuestra paz mental y emocional. Si experimentamos dificultades físicas o emocionales repentinas, es importante considerar la posibilidad de un ataque espiritual.

La guerra espiritual es una realidad para los cristianos, pero no debemos temer, ya que Dios nos ha equipado para resistir al enemigo. Al reconocer las señales de un ataque espiritual, podemos estar alerta y tomar medidas para resistir al enemigo y permanecer firmes en nuestra fe.

Recuerda que «mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo» (1 Juan 4:4). Busca refugio en Dios, fortalece tu relación con Él a través de la oración y la lectura de la Palabra, y busca el apoyo y la sabiduría de hermanos en la fe. Con la armadura de Dios, podemos resistir los ataques del enemigo y salir victoriosos en la guerra espiritual.

Versículo clave: «Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes» (Efesios 6:13).


Siga leyendo …

Puedes seguirnos en WhatsApp, Instagram,Messenger,Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...
3 comentarios en «5 maneras de saber si estás bajo un ataque del enemigo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos