No olvides compartir ...

1. Porque el cristiano está sellado con el Espíritu Santo para el día de la redención – Efesios 1:13-14.

2. Porque nadie lo puede arrebatar de la mano de Cristo – Juan 10:28.

3. Porque nadie lo puede arrebatar de la mano del Padre – Juan 10:29.

4. Porque la vida obtenida en el nuevo nacimiento es de Dios, y, por tanto, ya no puede morir – Juan 3:3,5; Romanos 6:9-11.

5. La salvación se obtiene por fe, no por obras, y se conserva de la misma manera, por la fe – Efesios 2:8-9; Colosenses 2:6.

6. La salvación es un regalo de Dios, y nadie que da un regalo lo vuelve a quitar; y por supuesto, Dios menos – Romanos 6:23.

7. Cristo nunca rechazará a los que ha recibido – Juan 6:37.

8. Porque se invalidaría el bautismo, ya que el bautismo es para creyentes – Mateo 28:19.

9. Si el cristiano pudiera perder su salvación, entonces debería poder ser salvo otra vez; lo cual es imposible, porque sería como volver a crucificar a Cristo – hebreos 6:6.

10. Cristo murió por todos los pecados, no solamente por aquellos cometidos hasta antes de ser salvo – Colosenses 2:13-14.

11. Nada nos puede separar del amor de Dios – Romanos 8:35-39.

12. Cuando se acepta a Cristo, la Trinidad viene a hacer morada en el creyente para siempre; no entran y salen del creyente por su comportamiento – Juan 14:17-18,23.

13. El creyente verdadero tiene (no tendrá) vida eterna; no vida nada más mientras sea «fiel» – Juan 5:24.

14. Ya que todos los pecados son iguales para Dios, y no existen los pecados «grandes» y «pequeños»; si se perdiera la salvación por el pecado, ésta se perdería a cada momento por causa de cada mentira, o mal pensamiento, etc. – Romanos 3:23 «La paga del pecado [todo pecado] es muerte. . .»

15. Si la salvación se pierde por «volver al pecado», se crea incertidumbre porque ¿en qué momento se consideraría que una persona ha perdido su salvación? ¿con cuántos pecados? y si «regresa», ¿tiene que volver a «aceptar» a Cristo, o basta con simplemente pedir perdón?

16. La salvación no se pierde porque Cristo prometió un lugar junto a Él en el cielo, y cada lugar está preparado para un cristiano específico, y no solamente para «cualquiera» que se mantenga «fiel». – Juan 14:3.

17. Los nombres de los salvos están escritos en el libro de la vida desde antes de la fundación del mundo, y Dios no los está quitando y poniendo según su comportamiento – Apocalipsis 3:5, 17:8.

18. La sangre de Cristo limpia de TODO pecado (los pecados de toda la vida) – 1 Juan 1:9.

19. Cuando Cristo murió, murió por todos los pecados, aun aquellos que el cristiano cometería en su vida de cristiano – 1 Pedro 2:24.

20. El cristiano se convierte en hijo de Dios al aceptar a Cristo; un hijo de Dios no puede perderse – Juan 1:12.

21. El pecado interrumpe la comunión con el Padre, pero no la relación; así como la desobediencia de un hijo aquí en la tierra no termina su relación con su padre – Salmo 51:12 (note que David pidió de nuevo el gozo de su salvación, no su salvación).

22. El castigo de Dios a sus hijos por el pecado, no es quitándoles la salvación, sino disciplina paternal – hebreos 12:5-7.

23. Al aceptar a Cristo somos hijos de Dios y coherederos con Cristo. Cristo es nuestro hermano mayor. Ni tal participación en la herencia, ni la relación con el Hermano mayor se interrumpen jamás; por ningún motivo – Romanos 8:17.

24. Porque invalidaría la obra intercesora de Cristo. Si el cristiano se puede perder, entonces Cristo no es un buen abogado – 1 Juan 2:1.

25. Porque habría que aceptar que hay dos maneras de ser salvos: una, por fe en la sangre de Cristo (hasta el momento de ser salvo), y otra por las buenas obras (a partir de ser salvo) – Efesios 2:8-9.

26. Porque entonces Dios no sería omnipotente, pues no sería poderoso para guardarnos sin caída – 2 Timoteo 1:12; Judas 24.

Publicado originalmente aquí.


Siga leyendo …

También puedes seguirnos en Instagram,Messenger,Facebook, Telegram o Youtube. Además puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos