No olvides compartir ...

Por: John MacArthur

¿Por qué insiste Pablo en Efesios 6:10-17 en que los cristianos deben estar preparados para la batalla espiritual?

El verdadero creyente descrito en los capítulos 1-3, que vive la vida controlada por el Espíritu descrita en 4:1-6:9, puede estar seguro de que se enfrentará a una guerra espiritual. Por eso Pablo cierra su carta con advertencias sobre las batallas que se avecinan e instrucciones sobre cómo vivir victoriosamente. El Señor proporciona a sus santos, armadura suficiente para combatir y derrotar al adversario. Efesios 6:10-13 expone brevemente las verdades básicas relativas a la necesaria preparación espiritual del creyente, así como las verdades sobre el enemigo, la batalla y la victoria. Los versículos 14-17 especifican las seis piezas más necesarias de la armadura espiritual con la que Dios equipa a Sus hijos para resistir y vencer los asaltos de Satanás. El equipo espiritual es paralelo al equipo militar estándar usado por los soldados en los días de Pablo:

1. Cinturón de la verdad: El soldado usaba una túnica de ropa holgada. Ya que el combate antiguo era en gran parte cuerpo a cuerpo, la túnica era un estorbo y peligro potencial. El cinturón ceñía el material suelto. El cinturón que recoge todos los cabos sueltos espirituales es la «verdad» o, mejor, la «veracidad».

2. Coraza de justicia: Una pieza resistente, sin mangas, de cuero o material pesado cubría todo el torso del soldado, protegiendo su corazón y otros órganos vitales. Puesto que la justicia, o santidad, es una característica tan distintiva de Dios mismo, es fácil entender por qué es la principal protección del cristiano contra Satanás y sus ardides.

3. Los soldados romanos llevaban botas con clavos para agarrarse al suelo en combate. El evangelio de la paz se refiere a las buenas nuevas de que por medio de Cristo los creyentes están en paz con Dios, y Él está de su lado (Ro. 5:6-10).

4. Escudo de la fe: Esta palabra griega generalmente se refiere al gran escudo que protegía todo el cuerpo del soldado. La confianza continua del creyente en la Palabra y la promesa de Dios es «sobre todo» absolutamente necesaria para protegerlo de las tentaciones a toda clase de pecado.

5. Casco de salvación: El casco protegía la cabeza, siempre un blanco importante en la batalla. Este pasaje se dirige a los que ya son salvos; por lo tanto, no se refiere a alcanzar la salvación. Más bien, dado que Satanás busca destruir la seguridad de salvación del creyente con sus armas de duda y desánimo, el creyente debe ser tan consciente de su estado de confianza en Cristo como lo sería de tener un casco en la cabeza.

6. Una espada era la única arma del soldado. De la misma manera, la Palabra de Dios es la única arma que un creyente necesita, infinitamente más poderosa que cualquiera de las artimañas de Satanás.

De La Biblia Diaria de MacArthur Copyright © 2003. Usado con permiso de Thomas Nelson Bibles, una división de Thomas Nelson, Inc, Nashville, TN 37214, www.thomasnelson.com.


Puedes seguirnos en , Facebook, Telegram o Youtube.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos