No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Jonathan Edwards

Este artículo forma parte de la serie: «365 días con Jonathan Edwards«

A Jehová presta el que da al pobre, y el bien que ha hecho, se lo volverá a pagar (Proverbios 19:17).

Dios nos dice que considerará cualquier manifestación de amor que tengamos para con nuestro prójimo como si fuera dirigida a él, y lo que a aquel neguemos como si se lo negásemos a Dios: «A Jehová presta el que da al pobre» (Pr 19:17).

Dios se ha complacido en convertir a nuestro prójimo necesitado en receptor suyo. En su infinita misericordia, se ha preocupado de tal manera por su situación que considera lo que se entrega a ellos como si fuera destinado a él; y cuando escatimamos lo que la situación de estos nos reclama, él lo considera como si le estuviéramos arrebatando lo que legítimamente le corresponde.

Cristo nos enseña que en este caso debemos tener la misma consideración hacia nuestros hermanos en la fe que hacia él mismo, y que lo que entreguemos o escatimemos recibirá la misma consideración que si se tratara de él. Dice Cristo a los justos que se sientan a su diestra y que han velado por los necesitados: «De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis>> (Mt 25:40). Del mismo modo, dice a los malvados que no mostraron misericordia hacia los pobres: «De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis» (Mt 25:45).

Ahora bien, ¿qué refuerzo más contundente de este deber cabe concebir? ¿Es posible que Jesucristo considere nuestro trato amable y generoso o áspero y cruel a nuestro prójimo necesitado como si fuera a él mismo?

ARTÍCULO DE INTERÉS → Dependientes de Dios – Jonathan Edwards

(De Christian Charity», p. 166). Citado en «365 días con Jonathan Edwards«, lecturas seleccionadas y editadas por Dustin W. Benge, puedes adquirirlo en este enlace.  Foto de Shail Sharma en Unsplash

*Jonathan Edwards (1703 – 1758). Predicador norteamericano congregacionalista, usado por el Señor en el Gran Despertar ; nacido en East Windsor, Condado de Connecticut, puedes leer más de su biografía en este enlace.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *