No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Jonathan Edwards

Este artículo forma parte de la serie: «365 días con Jonathan Edwards«

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios (Efesios 2:8).

Los redimidos dependen de Dios de forma universal y absoluta. Los redimidos dependen de él por entero, de forma directa e inmediata; dependen de él para todo y en todo. Los redimidos reciben todo su bien de él. Dios es el gran autor de ello y su primera causa. Es más, él es la única causa apropiada.

Es a través de Dios como tenemos a nuestro Redentor. Es Dios quien nos ha proporcionado un Salvador. Jesucristo no solo proviene de Dios en cuanto a su persona, en la medida en que es el Hijo unigénito de Dios, sino que él es de Dios en términos de nuestra relación con él y en su función de Mediador. Él es el regalo de Dios para nosotros: Dios lo eligió y lo ungió, lo nombró para esa obra y lo envió al mundo. Tal como es Dios quien da, también es Dios quien acepta al Salvador. Él entrega al comprador y el objeto de la compra.

Es por medio de Dios como Cristo se hace nuestro, como se nos lleva a él y como se nos une a él. Es por medio de Dios como recibimos la fe para acercarnos a él para ser partícipes de él: «Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios» (Ef 2:8).

Es por medio de Dios como recibimos eficazmente todos los beneficios que Cristo compró. Es Dios quien perdona y justifica, y quien nos libra de ir al Infierno; y es de su favor del que gozan los redimidos cuando se los recibe y justifica. De modo que es Dios quien libera del dominio del pecado, nos limpia de nuestra impureza y nos transforma desde nuestra deformidad.

ARTÍCULO DE INTERÉS → Escogidos por Dios – Jonathan Edwards

(De God Glorified in Man’s Dependence», pp. 3-4). Citado en «365 días con Jonathan Edwards«, lecturas seleccionadas y editadas por Dustin W. Benge, puedes adquirirlo en este enlace. Foto de Dan Gribbin en Unsplash

*Jonathan Edwards (1703 – 1758). Predicador norteamericano congregacionalista, usado por el Señor en el Gran Despertar ; nacido en East Windsor, Condado de Connecticut, puedes leer más de su biografía en este enlace.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *