No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Martyn Lloyd Jones

Manifestamos su gloria cuando mostramos al mundo un deleite cada vez mayor en las cosas espirituales. ¿Se ha vuelto la Biblia cada vez más interesante para ti? ¿La disfrutas cada vez más? ¿Te gusta estudiarla, no en un sentido mecánico, sino en un sentido espiritual? ¿Y qué sucede con la oración y la comunión con Dios?

Él vino a la tierra y fue a la Cruz a fin de que conozcamos a este único Dios verdadero, y a Jesucristo a quien envió. Él mismo dedicó mucho tiempo a orar a su Padre; ¿es, pues, la oración un deleite cada vez mayor para nosotros? Cuanto más oramos y más lo disfrutamos, más glorificamos a Cristo, porque somos una prueba viviente de que logró hacer aquello para lo que vino. ¿La comunión con los demás? “Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los hermanos” (1 Juan 3:14). ¿Nos deleitamos en el pueblo de Dios y en las cosas de las que hablan, esas cosas del alma y del espíritu, en lugar de en otros a los que no les interesan estas cosas? Esa es otra maravillosa manera de glorificar a Cristo.

ARTÍCULO DE INTERÉS → Martyn Lloyd-Jones: La blasfemia contra el Espíritu Santo

Fragmentos tomados del libro “Vida en el Espíritu” pág. 263 -264

*David Martyn LloydJones fue un ministro y médico muy influyente en el ala reformada del movimiento evangélico del siglo XX. 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *