No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Jonathan Edwards

Este artículo forma parte de la serie: «365 días con Jonathan Edwards«

Ten misericordia de nosotros, oh Jehová, ten misericordia de nosotros porque estamos muy hastiados de menosprecio (Salmo 123:3).

El camino de Dios consiste en hacer que los hombres perciban la vileza y la indignidad propias antes de manifestarse ellos en su misericordia y amor. La misericordia de Dios, que él muestra al pecador cuando lo lleva al Señor Jesucristo, es la mayor demostración de misericordia y amor que puedan experimentar los seres humanos.

Existen otras cuestiones en las que Dios muestra grandemente su misericordia y bondad para con los hombres, muchas misericordias terrenales. Las misericordias que dispensó a su pueblo en la antigüedad: la prosperidad de José en Egipto; la liberación de Israel de su cautiverio egipcio; el hecho de que los guiara por tierra firme a través del mar Rojo, que los llevara a Canaán y echara a los paganos que se interponían en su camino; las veces que los liberó de manos de sus enemigos; todo ello fueron grandes misericordias. Sin embargo, no tenían parangón con salvar a su pueblo de la culpa y el dominio del pecado.

Tal como Dios preparaba a los hombres para que recibieran tales misericordias menores al concienciarlos de su culpa y su vileza, así también lo hará antes de darles a conocer el gran amor que les ofrece en Jesucristo.

Cuando Dios decide mostrar misericordia a los pecadores, primero hace que reflexionen acerca de sí mismos y sean conscientes de lo que son y del estado en que se encuentran. Así es como Dios trata a los seres humanos cuando les ofrece otras grandes misericordias y muestras de su favor. Es una confirmación de que es su forma de obrar con las almas de los seres humanos, cuando se dispone a revelarles su misericordia y su amor en Jesucristo.

ARTÍCULO DE INTERÉS → Escogidos por Dios – Jonathan Edwards

(De «God Makes Men Sensible of Their Misery before He Reveals His Mercy and Lo- ve», p. 834).  Citado en «365 días con Jonathan Edwards«, lecturas seleccionadas y editadas por Dustin W. Benge, puedes adquirirlo en este enlace. Foto de Arthur Parado en Unsplash

*Jonathan Edwards (1703 – 1758). Predicador norteamericano congregacionalista, usado por el Señor en el Gran Despertar ; nacido en East Windsor, Condado de Connecticut, puedes leer más de su biografía en este enlace.


2 comentarios en «La misericordia de Dios – Jonathan Edwards»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *