No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Pamela L. Mcquade

Este artículo forma parte de la serie: «Las 100 principales mujeres de la Biblia«

Abigaíl…se fue con los mensajeros de David. Después se casó con él. David también se había casado con Ajinoán de Jezrel, así que ambas fueron sus esposas. 1 Samuel 25:42-43

Casi cada vez que la Biblia menciona a Ajinoán, la otra esposa de David, también aparece Abigail. Aunque Ajinoán se casó antes con David, la rica Abigail parece hacerle sombra. Ajinoán ni siquiera provenía de una ciudad impresionante, ya que Jezreel era sólo una ciudad en las colinas de Judá. Ya que su nombre significa «misericordiosa», quizá Ajinoán nunca causó problemas; pero tuvo que haberse sentido menospreciada.

Con David y Abigail, ella viajó para encontrar protección entre los filisteos, para que Saúl no pudiera destruir a su esposo. Mientras David fue a la guerra en el bando del rey filisteo Aquis, los amalecitas asaltaron su casa en Siclag, capturando a Ajinoán y Abigail. David regresó enseguida para rescatar a las mujeres. Qué momento tan gozoso debió de haber sido para Ajinoán ver a su esposo y sus tropas, pues de otro modo ella se habría convertido en una esclava.

Después de que muriera Saúl, David se convirtió en rey de Judá, y Ajinoán dio a luz a su hijo Amnón. Amnón creció y deshonró a su media hermana Tamar, pero Ajinoán puede que nunca haya sabido eso; ya que no se le menciona en la historia, puede que ya no siguiera viva.

Ajinoán tiene sólo una pequeña parte en la historia bíblica, aunque fue la esposa de un rey. Puede que ella fuese tranquila y fiel, con menos publicidad que las otras esposas de David. Al igual que Ajinoán, ¿podemos nosotras ocupar un segundo plano? ¿O nos volveríamos resentidas, necesitando toda la atención para estar satisfechas?

LE PUEDE INTERESAR → Las 100 principales mujeres de la Biblia: Abigail.

Tomado de De Las 100 principales mujeres de la Biblia”, publicado por Casa Promesa. Usado con permiso. La foto de portada es referencial


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *