No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Sam Storms*

CÓMO MANTENER TU DEVOCIÓN A DIOS

La tentación de olvidar a Dios está siempre presente. Sin embargo, hay una forma de mantener nuestra devoción al Señor. El consejo de Josué en Josué 23:6-11 es particularmente útil y puede ser resumido usando cuatro aes.

1. Presta atención a la Palabra de Dios (v. 6)

Dios nunca bendice la desobediencia. Una mente llena de la Escritura puede evaluar la sociedad secular en forma crítica, puede percibir lo vacío de los valores del mundo moderno y resistir toda asimilación.

Un signo inconfundible de un inminente abandono de Dios es un respeto decreciente por la autoridad de su Palabra. La indiferencia por la inspiración bíblica es siempre el primer paso hacia la rebelión espiritual. Josué habla de «guardar» y de «hacer» la Palabra de Dios, no simplemente dando una aprobación tácita a sus declaraciones. Debemos «esforzarnos» para guardarla y para hacerla, y sin desviarnos de ella ni a la derecha ni a la izquierda.

2. Abandona toda influencia pagana (v. 7)

Observa la relación entre los versículos 6 y 7. La forma en que podemos evitar ser moldeados a la imagen de la sociedad pagana es precisamente guardando y haciendo la Palabra de Dios. Siempre existirá la tentación de pensar que al mundo le va mejor que a nosotros (ver Éx 23:13). Sin embargo, si tienes la Escritura en tus labios y la alabanza del nombre de Dios en tu boca, no tendrás espacio ni tiempo para reconocer nada más.

3. Apégate a Dios (v. 8)

Las palabras «mantente unido» en este versículo se traducen como «aferrarse» o «unirse» en Génesis 2:24, donde Dios dice que el hombre dejará a su padre y a su madre, y «se unirá» a su esposa (compara el uso en Deuteronomio 10:20-2111:22; y 13:4).

Visualiza el abrazo íntimo de un marido y su esposa o a un niño pequeño tomado firmemente de la mano de su padre. «Mantenerse unido» a Dios es permanecer tan cerca de Él que ningún pecado puede interponerse entre tú y Él. «Mantenerse unido» a Dios es planear estratégicamente un tiempo a solas con Él para orar, alabar y estudiar su Palabra. «Mantenerse unido» a Dios es confiar en sus promesas, buscar su favor, querer solo su aprobación y no la de los hombres, invertir tiempo en su servicio y siempre tener alabanzas para Él en tus labios (Sal 63:7-8).

4. Cultiva un profundo afecto por Dios en todo sentido (vv. 9-11)

«Tengan sumo cuidado […] de amar al Señor su Dios» (v. 11). El énfasis está en una relación de intimidad: «¡mi amado es mío, y yo soy suya!». Dios no solo es un Dios justo, Él es tu Dios y el mío debido a su deseo de darse a nosotros en un pacto de lealtad. Su pasión por nosotros es eterna.

Aunque los enemigos que enfrentamos hoy en día no son los que Josué y el pueblo de Israel encararon, la estrategia para confrontarlos sigue siendo la misma:

  • Presta atención a la Palabra de Dios.
  • Abandona toda influencia pagana.
  • Apégate a Dios.
  • Cultiva un profundo afecto por Él.

Este artículo es una adaptación de ESV Men’s Devotional Bible [La Biblia devocional ESV (Versión estandarizada en inglés) para varones] por Sam Storms.

ARTÍCULO DE INTERÉS → Declaro, declaro, declaro en el nombre de Jesús

Este artículo fue publicado originalmente en inglés y traducido con el permiso de Crossway. Traducción: Marcela Basualto. Foto de Priscilla Du Preez en Unsplash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *