No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Max Lucado.

Preparas mesa delante de mí, en presencia de mis angustiadores. Salmo 23.5

Haz una pausa e imagínate la escena en el regio comedor de Dios…

Dirigido no por nuestra belleza, sino por su promesa, nos llama a todos hacia su persona y nos invita a ocupar un sitio permanente en su mesa. Tomamos nuestro lugar junto a otros pecadores hechos santos y compartimos allí la gloria de Dios.

¿Me permites compartir una lista parcial de lo que te espera en su mesa?

Eres libre de condenación (Romanos 8.1).

Eres ciudadano de su Reino (Colosenses 1.13).

Has sido adoptado (Romanos 8.15).

Tienes acceso a Dios en cualquier momento (Efesios 2.18).

Nunca serás abandonado (Hebreos 13.5).

Tienes una herencia imperecedera (1 Pedro 1.4).

Tomado de: En Manos de la Gracia. Foto de GEORGE DESIPRIS en Unsplash


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *