No olvides compartir con tus amigos ....

Por: R.C. Sproul

Este artículo forma parte de la serie: Cómo tener un encuentro con Dios

La adoración bíblica invade el alma humana. Es el alma que a menudo ha sido desterrada de la adoración moderna. Estamos muy preocupados con nuestra autoimagen, autoestima y autogratificación. Sin embargo, en todo esto ni siquiera sabemos quienes somos realmente.

El alma humana ha sido exiliada de nuestro pensamiento. No debe sorprendernos, entonces, que no sea considerada relevante en la adoración. El cielo está muy distante para ser contemplado. Vivimos nuestras vidas dentro de los límites restringidos de nuestro horizonte terrenal. Hemos despreciado tanto la noción del cielo que hemos perdido nuestro anhelo de alcanzarlo.

Pero cuando nuestras almas están inmersas en adoración, nuestra mirada se eleva al cielo, nuestros corazones se encienden con fuego divino y estamos listos para abandonar este mundo. Existe una dulce comunión mística con Cristo en la adoración.

Estoy hablando sobre algo que va más allá de la emoción (aunque la incluye); que trasciende la pasión (pero no la anula); que penetra la parte más profunda de nuestro ser, donde sentimos —no, donde sabemos— que estamos en la presencia del Dios viviente.

Coram Deo: vivir delante del rostro de Dios: Pasa tiempo a solas en adoración, pidiéndole a Dios que encienda tu corazón en llamas con Su fuego divino.

Para estudiar más a fondo: Salmo 7:17, Salmo 28:7, Salmo 107:8

ARTÍCULO DE INTERÉS → Un examen de las reglas de Calvino para la oración (Parte 1) – R.C. Sproul

Publicado originalmente en el Blog de Ligonier Ministries.

*El Dr. R.C. Sproul fue fundador de los Ministerios Ligonier, pastor fundador de Saint Andrew’s Chapel en Sanford, Florida y primer presidente de Reformation Bible College. Escribió más de cien libros, incluyendo La santidad de Dios, Escogidos por Dios, Todos somos teólogos, Moisés y la zarza ardiente, Sorprendido por el sufrimiento, entre otros.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *