No olvides compartir con tus amigos ....

Por: R.C. Sproul

Este artículo forma parte de la serie: Cómo tener un encuentro con Dios

Hay una crisis de adoración en nuestra tierra. Hay una cantidad masiva de personas que se están alejando de las iglesias. Una encuesta indicó que las dos razones principales por las que la gente deja de asistir a la iglesia es que les parece aburrida e irrelevante.

Si la gente encuentra que la adoración es aburrida e irrelevante, solo puede significar que ellos no experimentan la presencia de Dios allí. Cuando estudiamos el acto de adoración en la Escritura y en la historia de la Iglesia, descubrimos una variedad de respuestas humanas a la experiencia de la presencia de Dios. Algunas personas tiemblan aterrorizadas, cayendo de rodillas con sus rostros en tierra, algunos lloran como si estuvieran en duelo; otros se llenan de un gozo exuberante; otros incluso son reducidos a un silencio pensativo. Aunque las respuestas son diversas, nunca vemos a nadie reaccionando con aburrimiento. Es imposible aburrirse en la presencia de Dios (si sabes que Él está ahí).

Tampoco es posible que una criatura sensible vea su encuentro con Dios como un asunto irrelevante. Nada —ni nadie— es más relevante para la existencia humana que el Dios viviente.

Coram Deo: vivir delante del rostro de Dios

¿Encuentras la adoración aburrida e irrelevante? Si es así, ora por un sentido renovado de la presencia de Dios.

Para estudiar más a fondo: Salmo 95:6, Salmo 34:1, Salmo 50:23

Publicado originalmente en el Blog de Ligonier Ministries.

*El Dr. R.C. Sproul fue fundador de los Ministerios Ligonier, pastor fundador de Saint Andrew’s Chapel en Sanford, Florida y primer presidente de Reformation Bible College. Escribió más de cien libros, incluyendo La santidad de Dios, Escogidos por Dios, Todos somos teólogos, Moisés y la zarza ardiente, Sorprendido por el sufrimiento, entre otros.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *