No olvides compartir con tus amigos ....

Por: A. W. Tozer

Este artículo forma parte de la serie «Encuentros con el Dios Todopoderoso»

Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú has enviado. JUAN 17:3

La Iglesia nace del evangelio, y ese evangelio tiene que ver con Dios y la relación del hombre con Dios. El cristianismo se compromete a llevar a Dios a la vida humana, a reconciliar a los hombres con Dios, a darles un conocimiento de Dios de corazón, a enseñarles a amar y obedecer a Dios, y en última instancia, a restaurar en ellos la imagen perdida de Dios en plena y eterna perfección.

Nuestro Señor, al definir la vida eterna, resumió el objetivo supremo de la existencia humana: «Que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado». Y Pablo reveló el único interés abrumador de su vida cuando escribió: «A fin de conocerle» (Filipenses 3:10).

La misión de la Iglesia es Dios. Ella es más pura cuando está más comprometida con Dios, y se descarría en la medida en que sigue otros intereses, sin importar cuán «religiosos» o humanitarios sean.

Señor, permite que tú seas mi misión hoy, y que la imagen perdida de tu perfección se me revele en toda su plenitud. Amén.

ARTÍCULO DE INTERÉS → Nos hemos conformado con menos que lo mejor – A. W. Tozer

Puede acceder a todos los materiales de A. W. Tozer → HACIENDO CLIC AQUÍ


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *