No olvides compartir con tus amigos ....

Por: A. W. Tozer

Este artículo forma parte de la serie «Encuentros con el Dios Todopoderoso»

A la sombra de tus alas cantaré, porque tú eres mi ayuda. Mi alma se aferra a ti; tu mano derecha me sostiene. SALMO 63:7-8

Es parte de mi creencia que Dios quiere llevarnos a un lugar donde aún seríamos felices si solo lo tuviéramos a Él! No necesitamos a Dios y algo más. Dios se da a sí mismo y nos permite tener otras cosas también, pero existe esa soledad interna hasta que llegamos al lugar donde solo deseamos a Dios.

La mayoría de nosotros somos demasiado sociables para tolerar la soledad. Cuando nos sentimos solos, corremos al teléfono y llamamos a la Sra. Blablablá. Entonces, usamos treinta minutos y los panes se queman en el horno. Con mucho, es hablar, hablar, hablar, y nos apresuramos a buscar compañerismo social porque no podemos soportar estar solos.

Si continúas conociendo al Señor, llegará un momento en tu vida cristiana en el que la Sra. Blablablá será una plaga en lugar de un consuelo. Ella no podrá ayudarte en absoluto. No habrá nada que pueda hacer por ti. Estar a solas con Dios será un anhelo tan grande para ti que te sentirás desdichado. Eso significa que te estás acercando, amigo. Estás cerca del reino, y si tan solo sigues adelante, encontrarás a Dios. Él te recibirá y te llenará, y lo hará a su propia manera bendita y maravillosa.

Señor, llévame a ese lugar de soledad interior que conoció David, para que cuando me despoje de todo lo demás, pueda encontrar satisfacción en ti, solo en ti. Amén.

ARTÍCULO DE INTERÉS → Nos hemos conformado con menos que lo mejor – A. W. Tozer

Puede acceder a todos los materiales de A. W. Tozer → HACIENDO CLIC AQUÍ


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *