No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Pastor Enior Josué

Cuánto daño le han hecho a la Iglesia actual hombres como estos. Es precisamente por esta falsa piedad y filosofía vana con maquillaje cristiano que muchos que profesan la Fe Cristiana son atrapados en todo tipo de herejías, ideologías dañinas, y muchos, hasta han apostatado: una planta con raíces poco profundas, se desarraiga fácilmente. ¿Cuáles son las raíces del Cristiano? Puro y simple: la sana enseñanza, es decir, la doctrina apostólica.

La doctrina es esencial, por varias razones:

1. Produce y fortalece la Fe que salva, pues la «fe es por oír la Palabra de Dios» (Romanos 10:17).

2. Renueva nuestras mentes oscuras y limpia nuestros corazones impíos, pues contrario a lo que enseñan estos universalistas (pues es eso lo que JAR y personas como él son), el corazón natural del hombre, desprovisto de la palabra de Dios, es perverso y malvado (1 Pedro 2:2).

3. Delimita lo que es verdadero, de lo que es falso, para que así, no seamos presa fácil de falsos ministros que hacen mercadería del Evangelio y conducen a muchos a perdición. La doctrina, en este sentido, es como la línea que marca fuera de lugar de una cancha: nos dice, “a partir de aquí, estás fuera de juego”.

El que desprecia, desvaloriza y considera superflua la correcta doctrina (ortodoxia), no sirve a Cristo, busca su propio beneficio. Aquí las advertencias apostólicas sobre los tales:

– Romanos 16:17: «Y os ruego, hermanos, que vigiléis a los que causan disensiones y tropiezos contra las enseñanzas que vosotros aprendisteis, y que os apartéis de ellos».

– Gálatas 1:9: «Como hemos dicho antes, también repito ahora: Si alguno os anuncia un evangelio contrario al que recibisteis, sea anatema».

– 2 Tesalonicenses 3:6: «Ahora bien, hermanos, os mandamos en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que ande desordenadamente, y no según la doctrina que recibisteis de nosotros».

– Tito 3:10-11: «Al hombre que cause divisiones, después de la primera y segunda amonestación, deséchalo, sabiendo que el tal es perverso y peca, habiéndose condenado a sí mismo».

– 2 Juan 1:9-11: «Todo el que se desvía y no permanece en la enseñanza de Cristo, no tiene a Dios; el que permanece en la enseñanza tiene tanto al Padre como al Hijo. Si alguno viene a vosotros y no trae esta enseñanza, no lo recibáis en casa, ni lo saludéis, pues el que lo saluda participa en sus malas obras».

¡Y hay muchas más!! Pero estas bastan. Cuidado. Buscad y atesorad buenos pastores y maestros, y escudriñad la Escritura para que crezcáis en toda buena obra para salvación.

ARTÍCULO DE INTERÉS → LA PEOR FALSA ENSEÑANZA DE JESÚS ADRIÁN ROMERO: CRISTO ES… (+ VIDEO)

*Tomado del muro en Facebook del Pastor Enior Josué, puedes encontrarlo en Facebook.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *