No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Charles Stanley.

«Toda rama que da fruto la poda para que dé más fruto… Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes. Así como ninguna rama puede dar fruto por sí misma». JUAN 15.2, 4, NVI

Si hiciera un recuento de todas sus aflicciones, cargas y retos, pudiera sentirse abrumado. Usted ya sabe que el Padre celestial lo ha permitido todo por una buena razón, pero aún así tal vez se sienta frustrado consigo mismo por no poder lograr más, o reunir la energía para dar el siguiente paso.

No se desespere. Las dificultades no son evidencia del desagrado de Dios, sino del maravilloso potencial que Él ve en usted. Su Salvador, Protector y Proveedor es también su gran Agricultor, y sabe exactamente cómo ayudarle a florecer. Él poda los sectores que drenan su energía, elimina las partes dañadas, y cosecha el fruto para que pueda producir más. Todo es para su bien, aunque
resulte doloroso durante una temporada.

Así que, ¿cómo puede dar el siguiente paso hoy? Permaneciendo en el Señor y permitiendo que la capacidad, la energía, la inspiración y el poder de Dios fluyan por usted a su manera y a su tiempo. Él es la vid; usted es la rama. Deje que Dios le sustente.

Señor, confío en ti como mi gran Agricultor. Gracias por ayudarme a crecer. Ayúdame a dar fruto para ti. Amén.

En su presencia… permanezca.

Únase a la página en Facebook de Charles Stanley → CLICK AQUÍ.

Foto de Michael Kucharski en Unsplash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *