No olvides compartir ...

Por: Paul Washer

Este artículo forma parte de la serie ¿Qué es el pecado?

En 1 Juan 3:4, las Escrituras declaran: «Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley». La frase «infracción de la ley» traduce la palabra griega /anomia/ [/a/ = sin, no + /nómos/ = ley]. «Infringir la ley» es vivir «sin ley» o como si Dios jamás hubiera revelado Su voluntad a la humanidad. Una persona podría «infringir la ley» desafiando abiertamente el gobierno y la ley de Dios, o simplemente estando sin preocuparse y siendo voluntariamente ignorante. En cualquier caso, la persona está mostrando desprecio a Dios y Su ley.

Fragmentos del Manual “Discerniendo el problema del hombre” lo puedes descargar totalmente gratis haciendo CLIC AQUÍ. Foto de Evi Radauscher en Unsplash

Siga leyendo …



No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos