No olvides compartir ...

Por: Paul Washer

Este artículo forma parte de la serie ¿Qué es el pecado?

En 1 Samuel 15:23, las Escrituras declaran: «Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación». La palabra «rebelión» traduce la palabra hebrea /meri/, que significa «ser contencioso, rebelde o desobediente a algo».

La palabra «obstinación» traduce la palabra hebrea /patsar/, que literalmente significa «presionar o  empujar»; denota alguien que es molesto, insolente, arrogante y presuntuoso. No hay pecados pequeños, porque todo pecado es rebelión y obstinación. Practicar cualquier forma de rebelión es tan malvado como participar en algún ritual pagano o demoniaco. Practicar cualquier forma de obstinación es tan malvado como participar en grave iniquidad o rendir adoración a un dios falso.

Fragmentos del Manual “Discerniendo el problema del hombre” lo puedes descargar totalmente gratis haciendo CLIC AQUÍ. Foto de engin akyurt en Unsplash

Siga leyendo …



No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos