No olvides compartir con tus amigos ....

Por: A. W. Tozer.

Este artículo forma parte de la serie «Mi búsqueda diaria«

Y extendiendo el ángel de Jehová el báculo que tenía en su mano, tocó con la puntal carne y los panes sin levadura; y subió fuego de la peña, el cual consumió la carne y panes sin levadura. Y el ángel de Jehová desapareció de su vista. JUECES 6:21

Mi analizada opinión es que para adorar a Dios como debemos, es necesario que nos quebrantemos.

Ejemplo de ello es Israel. Israel seguía tratando de adorar a Dios después de que el fuego abandonara el lugar santísimo y la gloria de la shekiná ya no estaba allí. Sin fuego, sin luz y sin presencia, Israel seguía adorando vana, fútilmente, olvidando que el Espíritu Santo de la adoración se había retirado hacía tiempo ya. Es que estaba tan acostumbrada a la práctica del ritual de la adoración que no se daba cuenta de que ya no estaba adorando en realidad a Jehová.

Los hijos de esos padres tal vez adoren al Dios de sus progenitores, pero en su mayoría, solo siguen paso a paso el ritual que vieron cumplir a sus padres miles de veces. ¿Dónde está la gloria? ¿Dónde está el fuego? ¿Dónde el quebranto ante la posible presencia de Dios? Creo que es hora de la iglesia vuelva a meditar en todo este que asunto de la adoración. La espiritualidad es uno de los ingredientes de la adoración; por tanto, sin espiritualidad no podemos adorar a Dios de manera que sea agradable a sus ojos. No importa cuánto adoremos, si la adoración no le es aceptable, en vano adoramos; lo mejor será no intentarlo.

¡Llename! ¡Llenamel Santo Espíritu de Dios

Mueve mi ser con tu poder ¡Oh, Santo Espíritu, lléname!

¡Oh, Santo Espíritu de Dios! Dame tu gran poder

Enciende el fuego de tu amor muy dentro de mi ser.

EDWIN HATCH (1835-1889)

Espíritu Santo, fuego divino, derrite la dureza de mi corazón, que me impide sentir la plenitud de tu presencia. En el nombre de Jesús, amén.

Foto de Portada Aaron Burden en Unsplash


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *