No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Miguel Núñez

Este artículo forma parte de la serie «No es tan simple como parece» del Pastor Miguel Núñez

Nota: Lo que usted leerá a continuación es una trascripción del audio donde el pastor Miguel Núñez responde esta pregunta, se hicieron cambios menores a la transcripción para la mejor comprensión del lector.

Pregunta: ¿Descalifica a un líder permanentemente el pecado sexual?

Respuesta: Bueno, otra vez, yo creo que tenemos que decir que muchas de estas preguntas no son tan simples como parece, porque para comenzar la pregunta no me especifica qué tipo de pecado sexual, no especifica qué tipo de líder, tampoco me especifica en qué momento de la vida del líder esto ocurrió y tampoco especifica si esto es un pecado conocido o recurrente, o esto es algo completamente ajeno a la vida del líder y muy accidentalmente ocurrió algo que quizá pudiera tener otra connotación.

Entonces déjame comenzar diciendo, la mayoría de las personas que hacen estas preguntas están pensando en la figura pastoral, cuando hablan de un líder están pensando en la figura pastoral, entonces si un pastor comete un pecado sexual y cuando hacen esa pregunta casi siempre están pensando en adulterio, y casi siempre están pensando que ese adulterio que llevó a la fornicación porque eso es como se dan muchos de estos casos.

Yo diría que de manera general en la mayoría de esos casos – y yo no sé si cuando digo mayoría me estoy refiriendo el 50% más 1 o al 95% para que no me malinterpreten -, en la mayoría de los casos de manera general yo creo que ese es el caso, porque la mayoría de las personas que caen sexualmente con fornicación durante su pastorado son personas que vienen luchando con problemas de carácter, con problemas de dominio propio, con problemas de lujuria por mucho tiempo, son personas que incluso cuando se hacen las historias muchas veces tuvieron noviazgos múltiples. Otras veces, cuando se revisa la historia, son personas que han tenido problema con pornografía, son personas que han tenido problemas con sus ojos, donde la misma esposa le ha estado llamando la atención porque sus ojos frecuentemente se van hacia el sexo femenino. Entonces en la mayoría de esos casos definitivamente que lo descalifica porque su carácter ha estado deformado por mucho tiempo.

Por otro lado, muchos de estos casos cuando son descubiertos representan adulterios repetitivos y recurrentes y, por tanto, estoy poniendo esos casos bajo la misma sombrilla.

Luego entonces quisiera hacer algunas anotaciones puntuales:

– Cuando hablamos de pecado sexual, ¿nos estamos refiriendo a la fornicación, nos estamos refiriendo a pornografía por ejemplo?, yo creo que esas dos cosas no son la misma cosa, tendríamos que separarlas y deben ser tratadas de manera diferente.

– Cuando hablamos de pecado sexual o de adulterio, ¿estamos hablando de fornicación o estamos hablando de alguien que tuvo una relación sentimental con palabras y que no pasó de ahí?, eso hay que tratarlo de manera diferente.

– ¿Estamos hablando de alguien que cometió un pecado sexual antes de casarse o después de casarse?, porque si es antes de casarse, yo creo que eso tiene un tratamiento diferente al pecado que se cometió después de haberse casado.

– ¿Estamos hablando de alguien que ha llevado una vida irreprochable por muchos años y ocurrieron algunas cosas muy puntuales en su vida después de años de fidelidad y hubo un adulterio donde no hubo fornicación o quizás donde sí hubo fornicación?, entonces estamos hablando de cosas diferentes y yo no quisiera sin conocer los detalles dar una respuesta [uniforme] que le va a servir a todos porque no es cierto.

Creo que el principio que establecía al comienzo de esta respuesta es si es bueno y válido y quiero dejarlo bien sentado, para luego dejar un poco más en el aire las particularidades de estos otros casos que estoy hablando.

Lo que sí es difícil es restaurar a un pastor, yo diría imposible, dentro de la misma iglesia donde él ha caído, porque el nivel de respeto se fue al suelo y levantar ese pacto ahora mismo en un tiempo que le permita retomar su púlpito es escaso, [es] una imposibilidad, algunas iglesias lo han hecho, pero yo creo que ha sido una mala decisión. Si eso ocurre, yo creo que el pastor debe salir a otra iglesia a ser restaurado, ser sanado y después de un largo tiempo esa otra iglesia y con el consejo de varios pastores, decidir en qué caso es en el que estamos, ¿es un caso donde el pastor ha sido descalificado permanentemente por el tipo de adulterio que ocurrió y cómo y la forma? ¿O estamos frente a un caso donde realmente el pecado sexual fue de tal naturaleza que no necesariamente? ¿Estamos frente a un caso escandaloso en la congregación? ¿O estamos frente a un caso del que incluso nadie sabe en lo más mínimo que esto ha ocurrido?, esos casos yo los voy a dejar para que el cuerpo pastoral lidie con ellos de manera individual bajo estos principios que dejé establecidos.

LE PUEDE INTERESAR→  ¿Son las danzas judías para las congregaciones cristianas? – Miguel Núñez

Tomado del podcast “No Es Tan Simple Como Parece


Puedes seguir a Teología Sana en WhatsAppFacebookTelegram Youtube.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.