No olvides compartir con tus amigos ....

Por: John MacArthur.

Este artículo forma parte de la serie «Jesús: preguntas y respuestas»

Todo judío instruido en las Escrituras conocía ciertas aseveraciones sobre el Mesías que algún día vendría a la tierra. Sabía, por ejemplo, que vendría a través del linaje real de David y reinaría desde un trono en Jerusalén sobre el glorioso reino de Israel. Y el profeta Miqueas estableció algo sobre el Mesías que los judíos fieles sabían con certeza:

Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad (Mi. 5:2).

Los romanos normalmente censaban a la gente en su lugar de residencia actual, en vez de hacerlos volver a su tierra natal o su lugar de origen. Pero, de acuerdo con la costumbre judía, María y José tuvieron que volver a Belén “por cuanto [José] era de la casa y familia de David” (Lc. 2:4).

LE PUEDE INTERESAR → En la antigua Israel había dos ciudades llamadas Belén, ¿en cuál de ellas nació Jesús?

Por tanto, cuando —de acuerdo con Lucas 2:1— “aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado”, los padres de Jesús fueron guiados providencialmente para estar en Belén en el momento justo para cumplirse lo dicho en Miqueas 5:2. El viaje desde Nazaret a Belén, sin embargo, era un difícil camino de más de 110 km a través de un terreno montañoso; un viaje particularmente agotador para María, que estaba cerca de dar a luz.


¿Tienes Telegram instalado? Recibe nuestro contenido en nuestro canal. O si lo prefieres, entérate de todo desde nuestra página de Facebook y no olvides suscribirte a nuestro canal en Youtube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.