No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Elizabeth George

Este artículo forma parte de la serie «Una madre conforme al corazón de Dios»

El hogar es el campo de entrenamiento para la vida, en una manera u otra.

Proverbios 20:11 dice: “Por sus hechos el niño deja entrever si su conducta será pura y recta”. Abre tus ojos, madre, ¿en qué anda tu hijo o tu hija? Empieza ahora mismo a inculcar a tus hijos las actitudes y las acciones que tú quieres ver en ellos. El respeto es fundamental. Si tus hijos te respetan y te honran, y tu posición de autoridad como madre, ellos crecerán respetando todo tipo de autoridad, ya sea en la escuela o en la vida adulta.

La Biblia promete que sus vidas serán bendecidas y tú serás bendecida continuamente. “Disciplina a tu hijo, y te traerá tranquilidad; te dará muchas satisfacciones” (Pr. 29:17). La paz del mañana empieza con la lección que impartes hoy a tu hijo, sea grande o pequeña.

Dios, cuando veo a mis hijos siendo respetuosos, me hago una idea hermosa de lo que pueden llegar a ser. Gracias por esa dicha y por las dulces recompensas de la crianza.

*Elizabeth George, autora del éxito de librería Una mujer conforme al corazón de Dios®, dedica su ministerio de enseñanzas, conferencias y escritura a las necesidades espirituales de las mujeres. Su sabiduría y experiencia han inspirado a miles de mujeres a buscar el corazón de Dios y a vivir una profunda vida de fe.


Un comentario en «Abre tus ojos, madre, ¿en qué anda tu hijo o tu hija?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.