No olvides compartir ...

Por: J. C. Ryle.

La primera característica principal de la religión evangélica es la supremacía absoluta que asigna la Sagrada Escritura como la única regla de fe y práctica, la única prueba de la verdad, el único juez de la controversia.

Su teoría es que se requiere que el hombre crea que nada que no esté escrito en la palabra de Dios es necesario para la salvación y que solo se pueda probar de ese modo. Niega totalmente que haya otra guía para el alma del hombre, que sea igual o coordinada con la Biblia. Se niega a escuchar a argumentos  como “la iglesia lo dice”, “los padres lo dicen”, “la antigüedad primitiva lo dice”, “la tradición católica lo dice”,  “los concilios lo dicen” “las liturgias antiguas lo dicen”, “el libro de oración lo dice”, “la conciencia universal de la humanidad lo dice”, “la luz verificadora interior lo dice”, a menos que se pueda demostrar que lo que se dice está en armonía con las escrituras.

La autoridad Suprema de la Biblia en pocas palabras es una de las piedras angulares de nuestro sistema. Muéstrenos cualquiera cosa, claramente escrita en ese libro, y sin importar la carne y la sangre la recibiremos, creeremos y nos someteremos a ella. Muéstrenos cualquier cosa, como religión, que sea contraria a ese libro y por muy plausible, hermosa, engañosa y aparentemente deseable, no le daremos ningún valor. Puede venir antes nosotros respaldada por los padres, estudiosos y escritores católicos, puede ser recomendada por la razón, la filosofía, la ciencia, la luz interior, la facultad de verificación, la conciencia universal de la humanidad. No significa nada. Más bien que se nos den algunos textos claros. Si el asunto no está en la Biblia, deducible de la Biblia o en armonía manifiesta con la Biblia, no acogeremos nada de eso. Como la fruta prohibida, no nos atrevemos a tocarla, para que no muramos.

Nuestra fe no puede encontrar un lugar de descanso excepto en la Biblia o en los argumentos de la Biblia. Aquí está la roca todo lo demás es arena.

J. C. Ryle (1816-1900): Obispo de la Iglesia Anglicana; nacido en Macclesfield, Condado de Cheshire, Inglaterra

Tomado de Controversias Evangélicas, J.C.Ryle, pág.27-28


No olvides compartir ...
3 comentarios en «La supremacía de la Biblia – J.C. Ryle»
  1. Solo la Danta Palabra es la base de nuestra creencia, dice en ella que toda la Escritura es inspirada por Dios, por eso no podemos creer en ella a medias, la creemos toda, nada es anticuado o ya no se usa, la Biblia es actual, la Biblia es la autoridad en nuestra vida de fe

  2. Cuánto me gustaría que ésto sea una norma en la comunidad cristiana, pero, lamentablemente no lo es. Se enseña que la Biblia es la autoridad suprema, nos enseñan que ningún predicador está por encima de la Escritura ; y sin embargo, se le hace decir muchas cosas que no dice la Escritura porque así fueron enseñados, y sin importar cuántas citas bíblicas se traigan a colación para que vean el error, no lo aceptan. Me da muchísima pena porque aún no encuentro fidelidad a las Escrituras en un ciento por ciento en las congregaciones, a pesar que hay algunas muy buenas y con genuina comunión con Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos