No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Elizabeth George

Este artículo forma parte de la serie «Una madre conforme al corazón de Dios»

¿Ya han crecido tus hijos? Tengo noticias para ti, querida amiga. Tu labor continúa. Y no lo digo yo, sino Dios. Él dice que las “ancianas” de la iglesia deben enseñar y animar a las mujeres jóvenes a amar a sus hijos (Tit. 2:3-4).

¿Han crecido también tus nietos? Pues bien, Dios te llama como madre experimentada, mayor y sabia, a transmitir tus conocimientos acerca de la crianza. ¿Tienes sobrinas y sobrinos? ¿Hay niños en tu iglesia? Mira nada más las oportunidades que tienes para ser esa mujer experimentada y piadosa en la vida de alguien más joven. Descubrirás que hacerte mayor trae más beneficios de lo que jamás pensaste.

Señor, acepto que mi labor sigue. ¡Guíame a los niños! Tengo mucho amor tuyo para comunicar a otras madres y niños. Quiero que me uses en cada etapa de mi vida.

*Elizabeth George, autora del éxito de librería Una mujer conforme al corazón de Dios®, dedica su ministerio de enseñanzas, conferencias y escritura a las necesidades espirituales de las mujeres. Su sabiduría y experiencia han inspirado a miles de mujeres a buscar el corazón de Dios y a vivir una profunda vida de fe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.