No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Gary Chapman.

El amor no es celoso ni fanfarrón ni orgulloso ni ofensivo. No exige que las cosas se hagan a su manera. No se irrita ni lleva un registro de las ofensas recibidas. 1 CORINTIOS 13:4-5

¿Por qué discute la gente? En una palabra, por inflexible. Cuando discutimos, en esencia estamos diciendo: “Mi manera es la manera correcta. Si no se hace a mi manera, te haré la vida miserable.” El que discute insiste en que las cosas se hagan a su manera.

Las personas que resuelven conflictos tienen una actitud diferente. Dicen: “Sé que podemos resolver esto de una manera que sea positiva para ambos. Pensémoslo juntos.” Buscan una solución en la que todos ganan.

Comienzan por respetar las ideas de ambas partes y buscar una solución, en lugar de tratar de ganar la discusión.

La Biblia dice que el amor “no exige que las cosas se hagan a su manera.” El amor tampoco es orgulloso, de modo que no insiste en que su punto de vista es el mejor. En realidad, amar significa procurar el bien de la otra persona. Filipenses 2:4 dice: “No se ocupen solo de sus propios intereses, sino también procuren interesarse en los demás.” La pregunta que se hace el amor es: “¿Qué sería lo mejor para ti?”

Padre, quiero dejar de ser una persona que discute y comenzar a ser la persona que resuelve los conflictos. Ayúdame a pensar primero en mi cónyuge y después en mí. Ayúdame a no exigir lo que yo quiero sino a buscar una solución que sea favorable para ambos. Necesito tu ayuda para lidiar con mi egoísmo innato.

*Gary Chapman, Está casado con Karolyn J.Chapman y tiene dos hijos adultos. Se licenció en el Moody Bible Institute en artes, y tiene una licenciatura en antropología por la Wheaton College. 

¿Tienes Telegram instalado? Recibe nuestro contenido en nuestro canal. O si lo prefieres, entérate de todo desde nuestra página de Facebook y no olvides suscribirte a nuestro canal en Youtube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.