No olvides compartir con tus amigos ....

Diversos medios de comunicación internacionales han difundido la noticia falsa de que una joven de 21 años, llamada Lesly Ramírez, fue condenada a 50 años de cárcel por un aborto espontáneo en El Salvador. Aquí explicamos la verdad.

Al abordar el caso de Lesly Ramírez, en los medios se usan titulares como “Sentencian a 50 años de cárcel a mujer que abortó en El Salvador”, en el caso del diario mexicano Milenio, y “Condenan a 50 años de cárcel a salvadoreña que tuvo una emergencia obstétrica”, según France 24.

Sin embargo, la información judicial disponible desmiente claramente esas informaciones: Lesly Ramírez no fue condenada por un aborto, sino por asesinar a su bebé recién nacida con seis cuchilladas.

Un comunicado de la Fiscalía General de la República (FGR) de El Salvador explica el 30 de junio que “Lesly Lisbeth Ramírez Ramírez de 21 años, estará sus próximos 50 años en la cárcel por haberle quitado la vida a su descendiente recién nacida”.

La FGR señaló que el Juzgado Primero de Sentencia de San Miguel sentenció a Ramírez por el delito de “Homicidio Agravado de la bebé por ocasionarle seis heridas en el cuello, utilizando un cuchillo”.

La joven cometió el crimen hace dos años, cuando tenía 19 años, el 17 de junio de 2020, sobre las 10:30 p.m. (hora local) en el municipio de San Miguel, a cerca de tres horas al sureste de San Salvador.

La Fiscalía señaló que “de acuerdo a las investigaciones, la joven ocultó su embarazo a los familiares, y tuvo un parto extrahospitalario en el que dio a luz a una niña que nació con vida”.

“A través del reconocimiento forense” indicó la FGR, se estimó que la bebé “tenía entre las treinta y siete y cuarenta semanas de gestación”.

Cuando la policía fue a la casa de Lesly Ramírez, en la madrugada del 18 de junio de 2020, encontró el cuchillo con el que asesinó a su bebé y también al cadáver de la niña, que la joven había dejado tirado en el patio de su casa.

En un informe de junio 2020, la Fiscalía indicó que según el dictámen forense, la bebé murió por “degüello por herida tipo contuso-cortante producida por arma blanca”.

Para la “Agrupación Ciudadana por la despenalización del aborto” de El Salvador, Lesly Ramírez “​​tuvo una emergencia obstétrica en su casa, sintió deseos de defecar y sin saberlo comenzaba el trabajo de parto”.

“Fue a la letrina y en ese momento tuvo un parto precipitado expulsando la criatura en gestación, ‘sentí que algo me salía’, estaba oscuro y no lograba ver lo que expulsaba, se asustó y entró en pánico, todo era confuso, ya que era primeriza”, dice la organización feminista pro aborto en un comunicado.

La plataforma abortista de El Salvador además dijo que el juicio contra Ramírez tuvo “irregularidades y prejuicios”, así como “violencia de género”. Sin embargo, en ninguna parte de su comunicado se explica cómo fue acuchillada la bebé.

Una manipulación feminista “insostenible”

En declaraciones a ACI Prensa, Sara Larín, presidenta de la Fundación VIDA SV de El Salvador, dijo que “las feministas salvadoreñas se han inventado una teoría de la conspiración muy insostenible” en este caso.

“Afirman que todos los profesionales involucrados en el proceso judicial son machistas y misóginos. Dicen que Lesly abortó y que por prejuicios sociales de género se le imputaron cargos de homicidio sin ninguna razón aparente”, continuó.

Sin embargo, precisó Larín, “la verdad es que en un proceso judicial están involucrados tanto hombres como mujeres, de diferentes instituciones, de diferentes profesiones, que no se conocen entre sí”.

“Es la postura de estas feministas contra el trabajo y opinión técnica de fiscales, peritos forenses, médicos, enfermeras y jueces especializados en materia penal”, señaló.

La Presidenta de VIDA SV explicó que el proceso judicial contra Lesly Ramírez “duró 2 años y, según las fuentes oficiales, había suficiente prueba para determinar la responsabilidad de Lesly en el homicidio de una bebé que nació viva y la encontraron herida degollada”.

Ningún aborto espontáneo sale con puñaladas en el cuello”, sentenció.

Un patrón de casos de infanticidio

El caso de Lesly Ramírez es el más reciente de una serie de condenas por homicidio agravado en El Salvador, que son manipuladas por organizaciones que buscan legalizar al aborto en el país.

Entre estas se encuentran casos mediáticos como el de “Las 17”, mujeres condenadas por asesinar a sus hijos recién nacidos pero que las plataformas pro aborto presentan como “abortos espontáneos” o “emergencias obstétricas”.

En todas estas condenas es común encontrar casos de bebés asfixiados con el cordón umbilical, abandonados dentro del inodoro, dentro de bolsas negras, asfixiados con calcetines, asesinados a golpes y devorados por animales.

ARTÍCULO RELACIONADO → Testimonio Gráfico sobre el Aborto (+ FOTOS Y VIDEO)

El aborto en El Salvador es completamente ilegal, y la Constitución vigente en el país reconoce “como persona humana a todo ser humano desde el instante de la concepción”.

En El Salvador no hay ninguna mujer en la cárcel por el delito de aborto, que tiene penas que van desde los 2 hasta los 8 años, por lo que suelen asignarse sanciones menos severas que excluyen la cárcel.

El delito de homicidio agravado contempla penas que van desde los 30 hasta los 50 años de prisión.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe nuestro contenido en nuestro canal. O si lo prefieres, entérate de todo desde nuestra página de Facebook y no olvides suscribirte a nuestro canal en Youtube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.