No olvides compartir con tus amigos ....

La decisión de anular la ley que hacía legal el aborto dentro de EE.UU ha causado todo tipo de reacciones en todas las comunidades y no han faltado personalidades reconocidas que no se hayan pronunciado al respecto.

El canadiense Justin Bieber ha sido uno de ellos, y usted esperaría que sus palabras fueran en celebración sobre el derecho a la vida, pero no es así, mediante las historias de Instagram el cantante escribió lo siguiente:

“Por lo que importa, pienso que las mujeres deberían tener la elección de qué hacer con sus cuerpos”.

Esas líneas claramente son en un claro desacuerdo con la prohibición que no solo busca resguardar las vidas de los no nacidos, sino también de las madres gestantes debido a que por la mala praxis de muchos abortos muchas mujeres mueren en el proceso de interrupción de sus embarazos al igual que sus bebés.

Dicha publicación también fue compartida por su esposa, la modelo Hailey Baldwin Bieber, destacando que los esposos se han manifestado como creyentes en Jesucristo y se han bautizado también, son asistentes a la iglesia del pastor Judah Smith además de que Justin usa sus redes sociales también para compartir varios mensajes de fe y su madre se declaró pro vida después de no abortar al cantante cuando los médicos se lo pidieron.

Pero ahora, la pregunta que más resalta de todo es: ¿Puede un cristiano estar a favor del aborto?

Y la respuesta también es realmente sencilla, NO.

Esa negativa significa que al estar de acuerdo con matar a una vida inocente desde el vientre es prácticamente un asesinato, además de ser cómplices de un hecho tan horrible se desprecia por completo el regalo inmerecido de la vida dado por Dios  a través de su hijo Jesús, quien ofreció su propia vida sin importar ser despreciado, humillado y vilipendiado por muchas personas que no le aceptan en sus vidas.

En este tema sobre el aborto, desde el principio debió haber existido un principio importante como lo es la sexualidad con responsabilidad sin que los no nacidos llegaran a ser los culpables de actos imprudentes altamente influenciados por los deseos de la carne.

Lamentablemente, la mitad de los casos en los que se practica un aborto han sido por catos de violación, algo simplemente repudiable y con lo que la sociedad y sus gobernantes deben luchar y erradicar, siendo la frialdad en los corazones lo que ha multiplicado la maldad en un mundo que rechaza los mandamientos de Dios.

Su palabra dice que desde mucho antes de nacer, el Señor ya pensaba en nosotros, nos cuidaba y con mucho amor nos formó para un propósito que solo a través de una relación íntima con Él se puede conocer, por lo que la vida de un bebé no es un error, y mucho menos deberían ser los culpables de la maldad de este mundo.

ARTÍCULO RELACIONADO: Miguel Núñez sobre prohibición del aborto en EE.UU: «Un día de gran júbilo en USA»

Quienes amamos a Dios sabemos que la vida es el regalo más preciado que el Señor nos ha concedido en su maravillosa e infinita misericordia, por lo que vivimos cada día agradeciendo y exaltando Su poder al ver cómo su gracia se extiende cada amanecer.

Podríamos decir que Justin y su esposa no son verdaderos cristianos por el hecho de ver que apoyan una acción como ésa teniendo ellos sus motivos, pero no nos corresponde como creyentes criticar o juzgar las decisiones de otros sino pedir a Dios para que muchos al igual que ellos les sea revelada la verdad sobre este y muchos temas que hoy en día son tan controversiales en la dividida sociedad actual.

«Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre» – Salmos 139:13 

Con información de BibliaTodo.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.