No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Charles Stanley.

«Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca… y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó». MATEO 7.24–25

Las situaciones que usted enfrente hoy bien pueden edificarle o derribarle. Las buenas noticias son que de usted depende que hagan una u otra cosa. Usted puede invitar a Dios a obrar a través de sus circunstancias para desarrollar su fe y su carácter, o puede permitir que los problemas le controlen. La clave es a quién le permite interpretar lo que le sucede.

Si considera sus retos a la luz de sus propias capacidades, probablemente se sentirá descorazonado, irritado y abrumado, porque la única alternativa es luchar con las herramientas humanas que tiene a su disposición.

Sin embargo, un curso de acción mucho más sabio es acudir a la Palabra de Dios en busca de sabiduría y hacer lo que Él dice. Sin que importe lo que usted enfrente, el Padre puede con certeza manejarlo. Y si lo busca para que dirija su senda, Él usará la adversidad para edificarle y enseñarle más de sus maravillosos
caminos.

Señor, ayúdame a buscar tu sabiduría en toda situación.
Cuando tú me diriges, mi vida se edifica sobre un cimiento
sólido. Amén.

En su presencia… está la verdadera
seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.