No olvides compartir ...

Por: J. C. Ryle.

No hay doctrina en el cristianismo tan importante como la doctrina de Cristo crucificado. No hay ninguno que el diablo se esfuerce tanto en destruir.

No hay ninguno que sea tan necesario para nuestra propia paz comprender. Por ‘Cristo crucificado’ me refiero a la doctrina de que Cristo padeció la muerte en la cruz para hacer expiación por nuestros pecados, que por Su muerte hizo una plena, perfecta y completa satisfacción a Dios por los impíos, y que a través de los méritos de esa muerte a todos los que creen en Él se les perdonan todos sus pecados, por muchos y grandes que sean, enteramente y para siempre.

Sigue leyendo …

Puedes seguirnos en WhatsApp, Instagram,Messenger,Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos