No olvides compartir con tus amigos ....

Por: R.C. Sproul

Este artículo forma parte de la serie «Qué buena pregunta«

El Credo de los Apóstoles es usado como una forma integral de adoración en muchos grupos cristianos. Una de las afirmaciones más desconcertantes de ese credo es: [Jesús] descendió a los infiernos.

En primer lugar, debemos observar el credo desde una perspectiva histórica. Sabemos que el Credo de los Apóstoles no fue escrito por los apóstoles, sino que es llamado Credo de los Apóstoles porque fue el intento hecho por la comunidad cristiana inicial de proveer una síntesis de la enseñanza apostólica. Éste,
como otros credos en la historia de la iglesia, fue en parte una respuesta a ciertas enseñanzas distorsionadas que se hallaban presentes en algunas comunidades; fue una declaración de creencia ortodoxa. La referencia más temprana que podemos encontrar en cuanto al elemento “descendió a los infiernos” del Credo se halla aproximadamente a mediados del siglo III. Eso no significa que no estuviera en el original; no sabemos cuándo se escribió el original, pero parece ser una adición posterior y ha causado no poca controversia desde entonces. La razón de ello es tanto teológica como bíblica.

Encontramos el siguiente problema: Jesús, cuando está en la cruz durante su doliente agonía, le habla al ladrón que se halla junto a él y le asegura “hoy estarás conmigo en el paraíso.” Ahora bien, esa afirmación de Jesús en la cruz parecería indicar que Jesús estaba planeando ir al paraíso, lo cual no debe confundirse con el infierno.

De manera que en algún sentido Jesús parte al paraíso. Sabemos que su cuerpo va a la tumba. Su alma, aparentemente, está en el paraíso. ¿Cuándo va al infierno? O ¿va al infierno?

En 1 Pedro 3:19, Pedro habla de este Jesús, que por el mismo Espíritu por el cual fue levantado de entre los muertos “fue a predicarles a los espíritus encarcelados.” Ese texto ha sido usado como el texto de prueba principal para decir que Jesús, en algún punto después de su muerte, que generalmente se ubica entre su muerte y su resurrección, fue al infierno.

Algunos dicen que fue al infierno para experimentar la magnitud total del sufrimiento, la penalidad total por el pecado humano, con el fin de proveer una expiación completa por el pecado. Eso es considerado por algunos como un elemento necesario de la pasión de Cristo.

Sin embargo, la mayoría de las iglesias que cree en un descenso real de Jesús al infierno no lo ve yendo al infierno en busca de más sufrimiento porque en la cruz Jesús declara: “¡Todo ha terminado!” En lugar de eso, él va al infierno para liberar a aquellos espíritus que, desde la antigüedad, habían sido retenidos en prisión. Su tarea en el infierno, entonces, es una tarea triunfal, liberando a los santos del Antiguo Testamento. Personalmente, creo que la Biblia no es tan clara en ese punto, debido a que los espíritus perdidos encarcelados podrían ser perfectamente quienes están perdidos en este mundo.

Pedro no nos dice quiénes son los espíritus perdidos encarcelados o dónde está la prisión. La gente hace muchas suposiciones al considerar que esta es una referencia al infierno y que Jesús fue hasta allí entre su muerte y su resurrección.

ARTÍCULO DE INTERÉS → [GRATIS] 22 libros en español de R.C. Sproul

*R. C. Sproul fue un teólogo reformado y pastor. También fue el fundador de Ligonier Ministries y defensor apasionado de la inerrancia bíblica y de la autoridad de las Escrituras.

Tomado de ¿Qué buena pregunta? R.C. Sproul. Tyndale Español en Internet: www.tyndaleespanol.com


6 comentarios en «¿Jesús fue al Infierno entre Su muerte y resurrección? -R. C. Sproul»
  1. Bueno, Jesús no fue en busca de más «sufrimiento» como dice, y lo sabemos por su última frase en la cruz: «Consumado es» ; y tal vez Pedro no nos dice exactamente quienes son esos «espíritus encarcelados», pero nos da pistas para entender a quiénes se refiere, porque dice en la última frase del vers. 18: «… ; siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu;», y a continuación en el vers. 19 dice: «en el cual…», estas palabras conectan la acción que sigue a continuación y que realizó Cristo cuando fue «vivificado en espíritu», y CLARAMENTE dice que «fue y predicó a los espíritus encarcelados», no sabemos el tiempo exacto en que lo hizo, pero es evidente que fue entre Su muerte y Su resurrección… ‍♂️
    Además de ello, Pedro, en el vers. 20 nos sigue dando más pistas, y es que estos espíritus encarcelados fueron los que «desobedecieron» (Jd. 1: 6), hasta que Dios ahogó al mundo antiguo con el Diluvio, el cual sabemos que fue en «los días de Noé»..
    El apóstol JUDAS, nos ayuda también a identificar a estos «espíritus encarcelados» cuando en JUDAS 1: 6 dice: «Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día;», no es descabellado pensar que se refiere al pasaje de GÉNESIS 6: 1-2, y esto se encuentra justamente un capítulo antes del Diluvio (Gén. 7). Tiene sentido, ¿verdad?. De manera que, si hay en la Biblia información sobre este tema en particular..
    Entonces, entendemos que nuestro Señor Jesucristo, entre Su muerte y Su resurrección, fue al infierno y proclamó Su triunfo a los ángeles caídos que deshonraron su morada (demonios), los cuales son guardados ahí, hasta el juicio del gran día, como escribió JUDAS..
    Bendiciones… ‍♂️

    1. DIOS los bendiga y les guarde,cabe destacar que un espíritu encarcelado no debe de estar muy gozoso,para ampliar un poco más de parte del Señor,en oseas 6 1, 2 venid y volvamos a Jehová; porque el arrebató,y nos curar; hirió y nos vendará nos dará vida después de dos días; en el tercer día nos resucitará,y viviremos delante de él : al comprender estos versículos a través del Espíritu Santo,se caen un montón de doctrinas erróneas, paz y gozo hermanos

  2. Bendiciones es un tema muy importante para mi porque nos enseña que Jesús bajo pero no a predicar sino que a celebrar su triunfo ante los espíritus que no guardaron su dignidad a te Dios sino que pecaron y también algo muy importante a traer las almas de todos los santos del antiguo testamento como ya sabemos, no se había abierto el camino al cielo mismo sino fue hasta la muerte de Jesús que el velo del templo se rasgo . En dos partes y en ese momento se abrió el paso al cielo espiritualmente. Jesús el dice en su palabra: yo soy el camino, la verdad, y la vida. Y nadie viene al Padre sino es por mi. El bajo también arrebatar las yaves al díablo de la muerte y del infierno que para resucitar y darnos vida eterna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *