No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Teología Sana.

No contento con perseguir a los cristianos y destruir sus iglesias, el gobierno chino también quiere cambiar las Escrituras para ampliar y consolidar la dictadura comunista en China.

En 2018, el gobierno comunista chino lanzó un plan de cinco años para hacer que el cristianismo sea más compatible con lo que considera valores genuinos chinos y socialistas.

La operación es parte de un proyecto más grande para nacionalizar todas las religiones, alineándolas con la ideología comunista.

Mientras confiscaba las biblias que se encontraban en manos de sus ciudadanos, el gobierno chino comenzó a publicar nuevas versiones de los textos sagrados, con un lenguaje que coincide con la ideología del Partido.

Es una forma de hacer el cristianismo “chino y socialista”.

El proyecto es claramente sincrético. Pretende, por ejemplo, reescribir el Antiguo Testamento para hacerlo compatible con las escrituras budistas y las enseñanzas confucianas.

Según la información detallada por La Voz de los Mártires y su portavoz, Todd Nettleton, afirmó que el Partido Comunista Chino ha creado su propia versión de la Biblia en donde se distorsiona todo lo que conocemos del evangelio y apoya todas las prácticas de esta afiliación política.

“Este es un proyecto que el Partido Comunista Chino anunció en 2019. En ese momento, dijeron que sería un proceso de aproximadamente 10 años… publicar una nueva traducción de la Biblia. Esta nueva traducción… realmente apoyaría al Partido Comunista”, dijo Neddleton y señaló que incluiría confuciano, principios budistas, entre otros.

“El Partido Comunista Chino (PCCh) anunció planes para actualizar la Biblia para ‘mantener el ritmo de los tiempos’. Las revisiones incluirán la adición de ‘valores socialistas fundamentales’ y la eliminación de pasajes que no reflejen las creencias comunistas. En un libro de texto para estudiantes de secundaria publicado en septiembre de 2020, los autores incluyeron un pasaje de Juan 8, revisado en su nueva versión”, agregó en una publicación.

La Voz de los Mártires compartió un extracto de esa biblia en la historia sobre Jesús y la mujer adultera, en donde en vez de corregirla, se suma a su pecado; en la versión única y original, Jesús le perdona la vida a la mujer sorprendida en pleno acto de adulterio y aunque las leyes le ordenaban apedrearla, decidió darle una oportunidad para que ya no cometiera los mismos errores enseñando que ninguno ha estado exento de pecado, solamente él, y que por tanto, no se debería juzgar a otros en una condición similar.

“Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella”, dice Juan en el capítulo 8, verso 7.

Pero entonces el Partido Comunista torció atrozmente las escrituras y e hizo de ella una versión completamente antíbiblica.

“Cuando todos salieron, Jesús apedreó a la mujer y dijo: ‘Yo también soy pecador’”, dice VDLM sobre esa publicación filtrada en 2020.

Neddleton asegura que con esto, el PCCh solo quiere tomar el absoluto control porque saben que el evangelio y el mensaje de Jesús podrían dar un giro drástico al régimen en el que China ha estado sumergido por décadas.

“El problema para el Partido Comunista Chino es el control. Siempre se trata de control. Y ven el… mensaje cristiano como algo que le quitaría el control al partido comunista”, afirmó.

Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de Facebooknuestro canal en Youtube y en Telegram¡Bendiciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.