No olvides compartir con tus amigos ....

Según Liberty Counsel Action (LCA), el mandatario ha usado alrededor de 55 departamentos y agencias de su administración para que se rastreen a los empleados o solicitantes federales que estén solicitando a través de una exención religiosa el vacunarse contra el Covid; para ello, Biden cambió al menos unas 57 reglas en sus políticas.

Además de ese punto resaltante, el presidente también está buscando otras exenciones como pedir permiso para no laborar los fines de semana alegando algún motivo religioso.

LCA detalla que la investigación y el rastreo son tan avanzados que dan con la ubicación exacta de sus edificios, hogares o eventos a realizar; por ejemplo, la Oficina de Derechos Civiles y Diversidad del Departamento del Tesoro declaró que ya están documentando todas las solicitudes y denegaciones sobre exenciones religiosas.

Entre los detalles a documentar están las informaciones religiosas del solicitante, correspondencia, notas de apoyo, registros de conversaciones orales y así tener control sobre su contratación, empleo actual o asistencia a un evento en específico.

Asimismo, el Ejército de EE.UU está registrando además de la preferencia religiosa de sus soldados, datos biométricos como huellas dactilares y fotografías digitales.

El mismo grupo advierte que las variaciones en todas las reglas de las agencias gubernamentales están “causando una gran preocupación por las invasivas violaciones de la privacidad por parte del gobierno federal al registrar y almacenar permanentemente datos religiosos y médicos de quienes buscan exenciones», dice el grupo en un comunicado.

Diarios como The Daily Signal y los reportajes hechos por Sarah Parshall Perry y GianCarolo Canaparo revelaron que al menos 19 agencias federales – 5 de ellas pertenecen al gabinete presidencial- ya han creado un gran presupuesto para hacer una lista de seguimiento de todas las solicitudes de exención religiosa.

El Departamento de Justicia, el Departamento de Salud y Servicios Humanos, el Departamento de Transporte y el Departamento del Tesoro, son algunos de los que participan dentro de los recabadores de información.

«IBM creó una base de datos del pueblo judío en Europa. Utilizando esta base de datos, los nazis podrán identificar a los judíos y prohibirles el empleo público y luego el privado. Esta base de datos es la que permitió a los nazis acorralar a los que eran objeto de guetos y campos de concentración. El gobierno federal ha iniciado su propia base de datos sobre los estadounidenses de fe. No podemos permitir que esto ocurra. No podemos permitir una base de datos federales que clasifique a las personas por su religión o su estado médico. ¿Qué bien se puede conseguir con estas listas del gobierno? No se me ocurre ninguno», expresó del presidente LCA, Mat Staver.

Se especula que con tales listas de rastreo, cada persona de fe o sin importar su creencia, que no quiera vacunarse contra el Covid será objeto de persecución en todo ámbito social, que van desde los empleos hasta el acceso a los servicios públicos como atención en hospitales o clínicas.

Publicado originalmente en Bibliatodo.com

Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de Facebooknuestro canal en Youtube y en Telegram¡Bendiciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.