No olvides compartir ...

Por: J. C. Ryle

¿Quiero recoger argumentos en favor de que nunca seré echado fuera? ¿Dónde puedo encontrarlos? ¿Miraré mis propias gracias y dones? ¿Me consolaré o confortaré en mi propia fe, amor, penitencia, celo y oración? ¿Me dirigiré a mi propio corazón y le diré: «Este mismo corazón nunca será frío o falso»? ¡Oh, no! Que nunca acontezca esto.

Miraré a la Cruz de Cristo. Éste es mi gran argumento. Éste es mi firme apoyo. No puedo imaginarme que Aquel que pasó tales sufrimientos para redimir mi alma, permita que el alma perezca, una vez se ha acogido a Él. ¡Oh, no!, lo que Jesús pagó lo conservará. Le costó mucho. No lo dejará perder fácilmente. Murió por mí cuando era todavía un pecador. No me abandonará después de haber creído.

Ah, lector, cuando Satán te tienta a dudar de que el pueblo de Cristo será preservado de caída, debes decirle a Satanás que mire a la Cruz.

Tomado del folleto “La Cruz de Cristo” de J. C. Ryle

* John Charles Ryle fue un obispo evangélico anglicano inglés. Fue el primer obispo anglicano de Liverpool y uno de los líderes evangélicos más importantes de su tiempo.


No olvides compartir ...
Un comentario en «Nunca seré echado fuera»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos