No olvides compartir con tus amigos ....

Por: John Piper

Me parece que los cristianos occidentales estamos siendo mimados. Sufrimos muy poco por el nombre de Cristo. Por tanto, leemos la Biblia no con hambre desesperada de hallar evidencias del triunfo de Dios en el dolor, sino con una visión de mejorar nuestros placeres privados.

Por ende, leemos la biblia de forma selectiva. Escogemos un texto de aquí y un texto de allá que encaje con las necesidades que sentimos.

Es algo semejante a un doctor que olvida prescribir los mejores antibióticos porque todo el mundo parece saludable y porque él ha pasado las últimas décadas procurando mejorar la salud de sus pacientes con videos que contienen ejercicios de hip-hop, e ignora que hay pestilencias rondando.

Es un acto semejante al soldado que olvida cómo usar sus armas porque los tiempos parecen pacíficos y ha pasa do las últimas décadas haciendo trabajos de socorro y enseñándoles a jugar a los niños.

Pecados espectaculares pág. 15.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.