No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Gary Chapman

Arrepiéntete y apártate de tus pecados. ¡No permitas que tus pecados te destruyan! Deja atrás tu rebelión y procura encontrar un corazón nuevo y un espíritu nuevo. EZEQUIEL 18:30-31

Todos nosotros necesitamos aprender a disculparnos, por una sencilla razón: todos somos pecadores. De vez en cuando lastimamos a las personas que más amamos. Cuando nos disculpamos, esperamos que la persona ofendida nos perdone.

Podemos alentar el perdón si en nuestra disculpa incluimos una declaración de arrepentimiento o de cambio. Como dijo una mujer: “No quiero escuchar solo palabras; quiero ver cambios. Cuando él dice que se propone cambiar, siempre estoy dispuesta a perdonarlo.”

El verdadero arrepentimiento comienza en el corazón. La decisión de cambiar demuestra que ya no presentaremos justificaciones ni minimizaremos nuestro comportamiento. En lugar de ello, aceptamos plenamente la responsabilidad de nuestros actos. Como dicen los versículos citados arriba, estamos dejando atrás nuestro comportamiento pecaminoso y buscando “un corazón nuevo y un espíritu nuevo.” Solo Dios puede darlos. Él puede renovar en nosotros el deseo de modificar la manera en que actuamos. Puede ayudarnos a mejorar.

Cuando expresamos nuestro deseo de cambiar, la parte ofendida puede ver nuestro corazón. Eso con frecuencia conduce al perdón.

Padre, ¡qué promesa maravillosa, que puedes darme un corazón
nuevo y un espíritu nuevo! Cambia mi corazón, oh Dios, y ayúdame a cambiar mi comportamiento. Quiero comunicarle eso a la persona que amo para que pueda confiar plenamente en mí

Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de  Facebook ,  nuestro canal en  Youtube  y en  Telegram . ¡Bendiciones !

Un comentario en «Consejo para matrimonios: Aprende a pedir perdón y arrepiéntete.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.